Colas por la Fiesta del Cine
Espectadores aguardan su entrada en los cines Ideal en Madrid con motivo de Fiesta del Cine. GTRES

La Fiesta del Cine ha vuelto a superarse a sí misma en su séptima edición y ha atraído a las salas a casi 2,2 millones de espectadores entre el lunes y el miércoles de esta semana, un 15% más que en la anterior edición, celebrada en abril, y un 38% más que en la edición del año pasado, según datos de la consultora Rentrak.

Esta iniciativa conjunta de exhibidores, distribuidores y productores de cine empezó siendo anual y, a partir de este 2014, debido a su creciente éxito, ha pasado a celebrarse cada seis meses, con entradas a precios reducidos de 2,90 euros.

En el sexto lugar ha quedado el thriller de Alberto Rodríguez 'La isla mínima', seguido de la cinta de terror 'Annabelle', 'Ninja Turtles' y 'El juez'.Las películas más vistas por los espectadores han sido, en este orden, Drácula, la leyenda jamás contada, con Luke Evans; la quinta entrega de Torrente, de Santiago Segura; The Equalizer, protagonizada por Denzel Washington; Perdida, de David Fincher; y la hispanoargentina Relatos salvajes.

En el sexto lugar ha quedado el thriller de Alberto Rodríguez La isla mínima; seguido de la cinta de terror Annabelle, Ninja Turtles, El juez, con Robert Downey Jr; y Vamos de polis.

En esta edición han participado 364 cines de toda España, que suman un total de 3.118 pantallas.

La afluencia de público ha sido superior a otras ediciones cada día que ha durado la fiesta. El miércoles fueron al cine 904.185 espectadores, un 3% más que en marzo y un 28% más que el año pasado. Y el martes fueron 709.104, un 29% más que en la anterior edición y un 36% más que el año pasado.

La recaudación y la asistencia no deja de bajar

La Fiesta del Cine, organizada por la federación de exhibidores (FECE), distribuidores (Fedicine) y productores (Fapae), con el apoyo del Instituto de Cinematografía y Artes Audiovisuales (ICAA), se celebró por primera vez en 2009.

La idea era fomentar la asistencia al cine, que precisamente desde ese año no ha dejado de caer. El año pasado se registraron 78,7 millones de espectadores, frente a los 94,15 millones de 2012, 98,3 millones en 2011, 101,5 millones de 2010 y 110 millones en 2009.

La recaudación también ha descendido sin parar: de los 671 millones de euros de 2009 se ha pasado a 506,3 millones el año pasado, según datos recopilados por Fapae.