Cristóbal Montoro
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, durante una de sus intervenciones en el pleno del Congreso. EFE/Juanjo Martín

Se confirma que el Gobierno quiere evitar el hachazo a los dueños de viviendas de segunda mano compradas antes de 1994 a la hora de venderlas. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha anunciado que en la tramitación de la reforma fiscal en el Senado se mejorará el tratamiento de las plusvalías por venta de vivienda y de los coeficientes de actualización y abatimiento en el IRPF, que pueden provocar un aumento de la tributación.

En la sesión de control al Gobierno en el Congreso, Montoro ha respondido así a la pregunta del diputado del PSOE Pedro Saura sobre cómo justifica la carga fiscal a las rentas medias que supone su reforma para quienes vendan una vivienda antigua. Montoro ha destacado que no es lógico que el tratamiento fiscal de las plusvalías sea distinto para una vivienda adquirida antes de 1994 que para otra comprada a partir de 1995.

Lo que se pretende es homogeneizar la equidad tributariaEl ministro ha señalado que lo que se pretende es "homogeneizar la equidad tributaria" y ha recordado que la propuesta del Gobierno ya recoge exenciones como la de las personas de mayor edad que puedan vender esa vivienda. En cualquier caso, se ha mostrado abierto a las iniciativas de los grupos parlamentarios para mejorar esta medida.

La legislación vigente establece que están exentos de tributación por las ganancias en la venta de viviendas aquellos que reinviertan el dinero en la compra de otra vivienda habitual o los mayores de 65 años que dediquen esos ingresos a una renta vitalicia, entre otros.

Montoro ha subrayado que el Gobierno se dedica a promover una reforma tributaria que garantiza la suficiencia y la equidad. Asimismo, ha criticado la intervención de Saura por seguir con su "monotema" y al PSOE por el "espectáculo político" dado durante la jornada de este miércoles en el Congreso.

Saura le ha dicho al ministro que lleva tres años castigando a las clases medias, con "hachazos fiscales" e impuestos "confiscatorios" como éste. La crítica del ministro a Saura se ha debido a que en la réplica el portavoz socialista se ha referido a otros asuntos como la financiación ilegal del PP y la amnistía fiscal.

Así, ha dicho que Montoro es "el Atila de la Hacienda pública española" al ser "juez" de decisiones como que no tributen las cantidades donadas de forma "ilegal" al PP y le ha preguntado sobre si el exconsejero de la Comunidad de Madrid Francisco Granados, "o alguien de la trama corrupta o familiares", se acogieron a la amnistía fiscal, cuestión que el ministro no ha respondido.