El servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza ha recibido un nuevo reconocimiento profesional con los premios otorgados a dos de sus residentes.

Las facultativos Beatriz Abadía Álvarez y María Jesús Rodrigo Sanjuán han recibido el primer y segundo premio, respectivamente, en el VII Certamen de Casos Clínicos en Superficie Ocular celebrado el pasado octubre en Bilbao en el 90 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Oftalmología. Los galardones están dotados con 2.000 euros, el primero, y 1.500 el segundo.

El certamen, abierto a todos aquellos oftalmólogos o residentes de la especialidad de hospitales públicos o centros privados de España, ha recibido en esta edición más de 60 casos clínicos de todo el país, relacionados con temas tan variados como cirugía refractiva y otras cirugías, traumatismos, infecciones, inflamaciones, tumores, síndrome de ojo seco, entre otros.

De todos ellos se han seleccionado seis a sobre cerrado (desconociendo el servicio de procedencia y su autoría). Los finalistas han defendido sus respectivos trabajos ante el Comité Científico que formaba el tribunal que, "in situ", decidió los ganadores.

PREMIADAS

La doctora Abadía ha expuesto un caso que ella misma ha atendido durante una guardia en Urgencias del Servet de un paciente que había sufrido una complicación como consecuencia de una cirugía refractiva (de miopía) -úlceras de repetición con inflamación de córnea-. Se trata de una complicación muy infrecuente pero su diagnóstico permite a partir de ahora "estar alerta de estas posibles complicaciones y prevenirlas", ha explicado la doctora.

María Jesús Rodrigo ha recibió el segundo galardón por su trabajo para diagnosticar a una paciente la denominada enfermedad de ojo de pez. "Es una enfermedad genética que produce un defecto en el metabolismo del colesterol que genera un acumulo de lípidos, en este caso, en una parte de la córnea", ha informado la doctora.

Ambos trabajos han sido documentados, contrastados, contaron con la colaboración de otros servicios, como Medicina Interna y la Universidad de Zaragoza en el caso de "ojo de pez", y han sido objeto de sesiones científicas en el propio servicio del Servet.

"Han sido dos casos extraños en los que para lograr el diagnóstico hay que disponer de un conocimiento importante de la especialidad y destaca en este caso que ambos hayan sido diagnosticados por dos residentes", ha destacado el jefe de servicio de Oftalmología del HUMS, el doctor Luis Pablo Júlvez. "Son casos excepcionales y poco frecuentes pero hay que saber diagnosticarlos", ha insistido el facultativo.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.