El Hospital Clínico Universitario de Valladolid abrirá este jueves, 30 de octubre, su nuevo aparcamiento, una infraestructura de tres plantas y 866 plazas que tendrá su entrada por la calle Real de Burgos y contará con tarifas de 0,025 euros el minuto y 1,50 euros la hora.

Según han informado fuentes de la Consejería de Sanidad en un comunicado recogido por Europa Press, el aparcamiento permanecerá abierto las 24 horas del día y dispondrá de un "moderno sistema de señalización y guiado de plazas libres, así como carriles reversibles de entrada y salida en las horas punta para una mayor fluidez".

La tarifa para los usuarios será de 0,025 euros el minuto y 1,50 euros la hora, con un máximo diario de 18 euros. Los precios, según han asegurado las mismas fuentes, se han establecido tras un "completo estudio de las tarifas medias existentes en todos los aparcamientos de la zona", y la empresa concesionaria estudiará en un futuro cercano el establecimiento de bonos similares a los que existen en otros hospitales públicos.

Los trabajadores del Hospital, a quienes se ha comenzado a distribuir las tarjetas electrónicas de acceso, dispondrán gratuitamente de 574 de las plazas en horario de mañana, 222 en horario de tarde y 148 por la noche, mientras que el resto se destinará al público.

Además, y en virtud del convenio firmado entre la Universidad de Valladolid y la Consejería de Sanidad para la ejecución de las obras de reforma del Clínico, 126 plazas ubicadas en el segundo sótano serán explotadas por la Institución académica, balizadas y aisladas del resto.

El nuevo aparcamiento ofrece 22 plazas para personas con discapacidad y 62 lugares para estacionamiento de motos, de los que seis cuentan actualmente con sistema de seguridad 'moto parking'. Para los ciclistas se habilitará una zona con marquesina en el exterior, en el lateral del Edificio Conde Ansúrez.

A estas 866 plazas se suman las 160 que el Hospital Clínico Universitario ya gestiona en el Edificio Rondilla —antiguo hospital Río Hortega—, que son de libre acceso para los trabajadores y para pacientes con cita.

Señalización de las plazas

El guiado de plazas libres tendrá luces de color azul para los empleados del Hospital, de color verde para los usuarios externos y de color violeta en la zona reservada para la Universidad. En cada bajada de planta se ha dispuesto un panel informativo que indicará las plazas libres en cada momento, y se ha sustituido todo el alumbrado convencional por alumbrado LED.

Cada estacionamiento estará rotulado con el número correspondiente y, para mayor ayuda en la localización del vehículo, cada planta tiene pintadas las columnas de un color diferente —azul, rojo y amarillo—. Además, las plantas cuentan con seis ascensores, dos de ellos con salida al exterior, y cinco escaleras, dos con salida directa a la calle, así como dos aseos.

Para entrar al Hospital desde el interior del aparcamiento se ha establecido una entrada señalizada para usuarios externos en cada una de las tres plantas, que dará acceso directo a la zona de consultas externas y rehabilitación. Por motivos de seguridad no habrá acceso directo al hospital a partir de las 22.30 horas y hasta las 08.00 horas.

En el futuro, en función de las obras de reforma, se podrá acceder a otros servicios y unidades hospitalarias, a los que de momento sólo se podrá entrar por las entradas habituales —puerta principal y puerta bajo rampa—. Otros dos accesos están destinados a los profesionales, comunicando el nuevo edificio con la galería central y la puerta de personal.

El aparcamiento del Clínico cuenta con circuito cerrado de televisión y está dotado de cuatro cajeros automáticos de pago ubicados en la primera planta.

Según han destacado las mismas fuentes, el Ayuntamiento de Valladolid ha dado "todas las facilidades posibles para facilitar la apertura" y, además, colaborará los primeros días con la presencia de agentes de la Policía Municipal, que se encargarán de regular el tráfico en la calle Real de Burgos.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.