Dependencia
Una axuliar ayuda a una anciana. ARCHIVO

El atasco que arrastra la Ley de la Dependencia en Aragón, que mantiene sin ayuda a 7.536 personas que ya la tienen reconocida y aprobada pero que aún no la han recibido, se duplicará en solo unos meses. A partir de enero de 2015, el sistema público tendrá que expandirse y atender también a los dependientes moderados, que llevan esperando acceder a estas ayudas desde 2011, cuando el Gobierno de Rajoy decidió retardar su incorporación al sistema de la dependencia.

Son en total 9.267 ayudas que pasarán a engrosar una lista de espera creciente y acuciada por los recortes. Los fondos que transfiere el Estado a la comunidad aragonesa para reforzar la ayuda a la dependencia se han reducido en 57 millones de euros en los últimos cuatro años, según destaca la diputada del PSOE en las Cortes de Aragón María Victoria Broto.

"De los 39 meses en los que hay datos, solo en siete se ha logrado alguno positivo y con cifras como 19 dependientes más atendidos en residencias, fíjense lo que significa eso en comparación con los que están esperando una prestación", explica Broto.

Con estos datos, a partir del 1 de enero de 2015 habrá 16.803 personas pendientes de recibir una prestación por dependencia. Fuentes del Ejecutivo central consideran que habrá que aumentar la partida para 2015, aunque no concretan ni cuánto ni cuándo se hará. Cada persona con un grado reconocido de dependencia moderada de grado uno le cuesta al Gobierno central de media 44 euros al mes.

Dos años seguidos suspendiendo

Solo en el último año han salido del sistema de ayudas a la dependencia en Aragón algo más de 2.500 personas. La comunidad aragonesa lleva dos años seguidos suspendiendo en atención a la dependencia según los datos del Observatorio de la Dependencia, que da a Aragón una nota de 3,3 sobre 10 puntos, frente a los 3,8 obtenidos el año pasado.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.