Rechazada por obesa para trabajar como clasificadora de correo

  • Una joven ‘stripper’ de 120 kg denuncia que fue discriminada por su físico.
  • La empresa argumenta que sería peligroso para ella.
Mireia Guillamón, ayer en su casa de Barcelona junto a fotografías de su book artístico. (Andreu Adrover)
Mireia Guillamón, ayer en su casa de Barcelona junto a fotografías de su book artístico. (Andreu Adrover)
Demasiado obesa para clasificar cartas. Éste es el argumento que utilizó
una empresa postal privada en una entrevista de trabajo para rechazar a una candidata a este puesto, Mireia Guillamón, según ha denunciado a
20 minutos.
Me dijeron que soy demasiado gorda para pasar entre las máquinas
Tiene 30 años, cuenta con
el título de auxiliar clínica y geriátrica, ha trabajado como repartidora y clasificadora en Correos y, aparte de otras actividades, se dedica a hacer de stripper cómica. Mireia pesa 120 kilos.

El pasado día 19, en una entrevista de trabajo para optar a un puesto de operadora auxiliar de máquina en Unipost, Mireia Guillamón denuncia que "lo primero que se me dijo es que yo no era apropiada para el trabajo porque soy demasiado gorda para pasar entre las máquinas".

Mayor riesgo laboral

Desde la empresa se asegura que "la candidata al puesto podía tener una situación de riesgo superior al del resto de candidatos" y concretan que existen hasta 23 posibles situaciones peligrosas derivadas de este trabajo.

"Los pasillos miden menos de 1 metro de ancho", afirmaron fuentes de la compañía postal, y señalaron la peligrosidad de un posible "golpe o contacto térmico con la maquinaria".

La empresa puso en duda además las "condiciones de plena movilidad" de Guillamón e insistieron en que la tarea del clasificador de cartas (que separa el correo por distritos, a modo de ejemplo) «es una tarea delicada».

Para Mireia Guillamón fue "la situación más humillante de mi vida" y cuenta que la persona que la atendió en la entrevista laboral le advirtió de que "podía sufrir luxaciones por tenerme que agachar continuamente, con lo que pediría muchas bajas".

Afirma que, pese a tener obesidad mórbida, lleva una vida muy activa. "Cada fin de semana tengo unas seis actuaciones, en las que bailo 15 minutos", explica.

A raíz de su caso, Guillamón (mireiaguillamoncano@hotmail.com) creará una asociación sin ánimo de lucro para denunciar «los casos de discriminación por el físico».

Mostrar comentarios

Códigos Descuento