Justine Kurland, Claire, 8th Ward, 2012
Foto del reportaje 'Tipo Autopista', 2007-2014, de Justine Kurland © Justine Kurland, Courtesy Mitchell-Innes & Nash Gallery, New York Taiyo - 'En la carretera. Viajes fotográficos a través de Norteamérica' (La Fábrica, 2014)

Dos elementos a considerar. El primero, numérico: los EE UU tienen más de 6,6 milones de kilómetros de carreteras y caminos y son, de largo, el país con la mayor red del mundo para transitar en un vehículo a motor. El segundo, espiritual: el poeta nacional Walt Whitman, cantor del goce sensual de la vida, resumió así la necesidad de moverse: Aspiro el espacio a bocanadas. / El poniente y el levante me pertenecen, y el mediodía y el septentrión me pertenecen. / Soy más vasto y mejor de lo que yo imaginaba. / No sabía que se contuviese en mí tanta bondad. Todo me parece hermoso…

El poema Canto del camino real, donde Whitman proponía "conocer el universo entero (...) como si fuese caminos para las almas viajeras", es la cita capitular del libro En la carretera - Viajes fotográficos a través de Norteamérica, un apasionante road trip por la obra fotografíca de asfalto y gasolina de un país que está "hecho para los viajes largos", como dice el autor de la antología, el escritor e hitoriador David Campany (Londres, 1967). El volumen, que reúne, explica, contextualiza y vindica la obra 19 grandes documentalistas de la carretera y sus paisajes topográficos y humanos, acaba de ser editado en español por La Fábrica [336 páginas y un PVP de 49 euros].

'Ansia y experiencia de distancia'

En un recorrido intensivo y bien articulado por los grandes nómadas de la fotografía que eligieron sentir sobre el camino "el ansia y la experiencia de la distancia", Campany presenta las obras, ordenadas en orden cronológico, de los autores que sentaron las bases de un subgénero donde caben "escapadas, viajes de descubrimiento, periplos, migraciones, expediciones, debates, diarios de viajes y evaluaciones de la nación", cuya inmensidad es también una razón de ser. "Tal vez el mero concepto de los Estados Unidos modernos presupone la necesidad de viajes largos. Puede que los medios utilizados vayan y vengan, pero el impulso es constante", escribe el antologuista en el prólogo introductorio del libro.

Gasolineras, moteles, bares, neones, aparcamientos, comunidades neohippies... Tomando como partida el libro Los Americanos, compuesto por Robert Frank a mediados de los años cincuenta del siglo XX tras viajar durante casi dos años en una deriva anárquica por el país, y como salida The Great Unreal (El gran irreal), una visión deconstructivista de la estética del camino y el desplazamiento publicada en 2009 por el dúo formado por Taiyo Onorato y Nico Krebs —de origen suizo, como Frank—, la antología de Campany se detiene, reproduce y analiza series capitales sobre paisajes, gasolineras, moteles, bares, neones, aparcamientos, ciudades sobrepobladas, polvorientas carreteras, comunidades neohippies, jóvenes desinhibidos, turistas, inmigrantes en busca del sueño americano y hasta los caminos inescrutables a los que llega el uso imaginativo de Google Street View como artilgugio fotográfico.

'Forma de sentir la inmensidad del continente'

Todos los fotógrafos seleccionados han formulado con su obra una declaración de amor al movimiento en automóvil por las espirales inacabables de los caminos de asfalto. "Tan pronto fue posible atravesar el país en automóvil, esos trayectos se convirtieron, si no en la última frontera, sí al menos en un jalón, una forma de sentir la inmensidad del continente y hacerse una idea, por personal o provisional que esta fuera, de su diversidad y magnitud, precisa Campany.

¿Cabe concebir Estados Unidos sin el viaje por carretera? El historiador de la fotografía pone sobre la mesa ciertas preguntas pertinentes: "¿Cabe concebir Estados Unidos sin el viaje por carretera? ¿O sin todo lo que conlleva el viaje por carretera: los coches, autobuses, moteles, hoteles, campings, cafeterías y gasolineras? ¿Es posible imaginárselo sin la cámara que registra, expresa y promueve tales viajes?.

El hombre que retrataba desde el parabrisas

Entre los buscadores de la realidad última del camino y el movimiento como forma de autodescubrimiento, En la carretera - Viajes fotográficos a través de Norteamérica presenta series directamente basadas en el tema de, entre otros, el prolífico Garry Winogrand, el padre del color moderno William Eggleston, el hombre que retrataba desde el parabrisas de un coche alquilado Lee Friedlander y el topografista de la banalidad y los espacios vacíos Stephen Shore. Las modernas miradas de la carretera y su cosmogonía están representadas por el minimalista Todd Hido y el subcultural Ryan McGinley.

El sugerente volumen, que tiene una rara cualidad para tratarse de un libro de fotos: puede disfrutarse, dado su poder narrativo, como una colección de cuentos, considera el viaje fotográfico en coche como un género en sí mismo, concluye con un valioso material complementario: los mapas con las ubicaciones aproximadas de las más de doscientas fotos de la antología.

Las diferencias entre los caminos y la imaginación son difíciles de definirLa fiebre por la fotografía estadounidense de carretera no ha cesado pero quizá adopte nuevas estrategias, opina Campany. "Los fotógrafos continúan haciendo afirmaciones fundamentales sobre lo que es Estados Unidos y continúa haciéndolo en ruta. Pero las diferencias entre el camino abierto de ahí fuera y los caminos abiertos de la imaginación, de la memoria, o incluso del archivo colectivo se han vuelto más difíciles de definir. O, más exactamente, se ha hecho cada vez más patente que siempre fueron inseparables. Numerosos fotógrafos consideran que las viejas ideas de que el espacio físico es independiente del espacio mental, psíquico de la memoria y la proyección resultan engañosas e inútiles".