El Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia ha iniciado este martes la colocación del vallado como primer paso del inicio de las obras de recolocación del 'trencadís' del coliseo, que sufrió una serie de desprendimientos a finales del pasado año pasado que obligaron a retirar la cubierta cerámica del coliseo.

De esta manera, el teatro de ópera, que forma parte del conjunto de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia (CACSA), cierra el ámbito en el que se ejecutará la obra —que tiene un plazo previsto de 12 meses— y en los próximos días se llevará a cabo la instalación de otros elementos necesarios para la intervención, como los andamios y las casetas del personal y los accesos, han confirmado a Europa Press fuentes del complejo.

El arranque de las obras se produce en cumplimiento del acuerdo al que llegaron en septiembre —después de meses de conversaciones— la Generalitat valenciana, el arquitecto responsable de la construcción, Santiago Calatrava, y la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Acciona y Dragados.

Fuentes del complejo de ocio valenciano han incidido en que el Palau de les Arts "seguirá funcionando con normalidad porque los trabajos no afectan al interior" y, respecto a los accesos al público, han comentado que se irán adecuando conforme vayan avanzado las labores. Asimismo, han subrayado que habrá una "coordinación" continua entre los responsables de la obra y de la Fundación del Palau de les Arts.

Calatrava lo atribuye a "factores ajenos" a su labor

El propio Santiago Calatrava se ha pronunciado sobre estas obras de reposición en una entrevista publicada hoy por el diario 'El País'. El arquitecto valenciano, interrogado por el hecho de que el 'trencadís' se haya despegado a los ocho años de su colocación, defiende que "han ocurrido diversos factores, todos ellos ajenos a la labor del arquitecto como proyectista y director de obra".

"Me he comprometido —prosigue—, y en estos términos ha de entenderse mi participación en la recolocación del trencadís, a que todas las fases de la obra se lleven a cabo bajo el mayor de los controles. Y la propiedad (la Generalitat) se compromete a que, esta vez sí, el mantenimiento sea el adecuado".

Calatrava asevera que "la idea es recuperar la belleza del revestimiento original sin coste alguno para los valencianos". Y añade: "Estamos ante un material típicamente mediterráneo que viene siendo usado desde hace ya más de 100 años. En el Auditorio de Tenerife fue utilizado brillantemente y más de doce años después sigue dando brillo a una obra singular, expuesta al sol, a los vientos y a los temporales atlánticos", hace notar.

El acuerdo al que han llegado CACSA, Calatrava y la UTE se plasmó en un documento que recoge las condiciones de ejecución del revestimiento del trencadís, así como del mantenimiento y las garantías una vez finalizados los trabajos, según informó en su día la Generalitat valenciana.

El acuerdo contempla los gastos de los trabajos anteriores y la indemnización al Palau de les Arts derivados de este proceso, como es el caso de la cancelación de la ópera 'Manon Lescaut', que ascendió a cerca de 230.000 euros.

En este sentido, se contempla como objeto el saneado de la cáscara metálica, la aplicación de la imprimación y la ejecución de un nuevo revestimiento de trencadís mediante adhesivo y rejuntado con mortero elástico. Los trabajos de ejecución tendrán una duración aproximada de un año y su coste correrá a cargo del despacho de Santiago Calatrava y la UTE constructora.

GARANTÍAS

Las garantías sobre el revestimiento recogen un seguro todo riesgo de tres años y un seguro de responsabilidad civil de diez años. Asimismo, Santiago Calatrava y la UTE asumirán durante diez años aquellos trabajos que hubiera que realizar en el revestimiento como consecuencia de la necesidad de realizar reposiciones parciales o totales derivadas de vicios o defectos en el diseño-dirección de obra o construcción.

Asimismo, Santiago Calatrava y la UTE constructora del Palau de les Arts han entregado la documentación relativa a la solución técnica para la reposición del trencadís que cumple de forma íntegra con los requisitos establecidos por el Consejo de Administración de CACSA.

El conseller de Economía, Industria, Turismo y Empleo, Máximo Buch, valoro en septiembre que "el acuerdo alcanzado cumple con todas las expectativas y exigencias y cierra con éxito una negociación que permitirá a la Generalitat reponer el trencadís sin coste alguno para los valencianos".

Consulta aquí más noticias de Valencia.