El inglés Stephen Hawking, un astrofísico que ha vivido casi toda su vida en una silla de ruedas, pudo flotar libremente en el espacio durante un viaje hasta los extramuros de la atmósfera, según ha informado la empresa encargada de la excursión.

Hawking, de 65 años, y un estudioso que ha profundizado sobre el conocimiento del origen del universo y la existencia de los agujeros negros, experimentó la falta de fuerza gravitatoria como pasajero de un avión que lo llevó a los límites de la atmósfera terrestre.

La a empresa "Zero Gravity" se dedica a los viajes de este tipo a un costo de 3.750 dólares por persona

"Todo se realizó perfectamente. El avión está de regreso con su pasajero", según ha declaradoun portavoz de la empresa "Zero Gravity", que se dedica a los viajes de este tipo a un costo de 3.750 dólares por persona.

"Como se imaginan, estoy muy entusiasmado. He estado en esta silla de ruedas durante casi 40 años y flotar libremente en la gravedad cero será maravilloso", dijo Hawking minutos antes de abordar la nave.

"Hubiera querido seguir y seguir"

Al descender del avión tras su experiencia, Hawking no ocultó su felicidad.

Fue increíble. La parte de gravedad cero fue fabulosa

"Fue increíble. La parte de gravedad cero fue fabulosa. Hubiera querido seguir y seguir", dijo el científico.

"Estuvo haciendo gimnasia en la ingravidez del espacio como si estuviera en los Juegos Olímpicos", señaló un portavoz de la empresa.

El científico inglés sufre síndrome lateral amiotrópico, que le impide mover las manos y los pies.

Solo puede hacer gestos faciales limitados y se comunica a través de un ordenador.

"Quiero demostrar al mundo que cualquier persona puede someterse a este tipo de experiencia", señaló.

La nave en la que viajaba aterrizó sin incidencias en Cabo Cañaveral, después de un vuelo de aproximadamente hora y media acompañado de varios médicos y otros técnicos de la NASA.

El vuelo se ha realizado en un Boeing 727-200 adecuado para este tipo de contingencias, con bruscas subidas y caídas al vacío para simular, en rachas de 30 segundos cada una, unos instantes de ingravidez.

Características del viaje

El interior de la nave, que despegó desde el Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral (Florida), ha sido modificado con almohadillas de amortiguación para proteger a los viajeros.

También cuenta con varias cámaras de televisión que graban las imágenes de los viajeros, y en el caso de Hawking llevó un equipo médico para vigilar el estado de su turista espacial.

La supervivencia de la humanidad residirá en su capacidad de propagarse a través del espacio

Para Hawking, que no tuvo que pagar por realizar la excursión a los extremos de la atmósfera, donde se extingue la fuerza de gravedad de la Tierra, no sólo ha sido un gesto de relaciones públicas que favorece a la empresa "Zero Gravity".

El astrofísico dijo que este tipo de empresas privadas era necesario y a medida que se realicen más viajes el turismo espacial será cada vez más asequible.

Sobre todo, según dijo, estos viajes son importantes porque "en última instancia, la supervivencia de la humanidad residirá en su capacidad de propagarse a través del espacio".