José Antonio Sánchez
José Antonio Sánchez. EFE

José Antonio Sánchez ha sido elegido este miércoles nuevo presidente de RTVE en una segunda y última votación en el Congreso de los Diputados, en la que ha conseguido mayoría absoluta gracias a los votos del PP.

Sánchez había conseguido el pasado jueves el respaldo suficiente en segunda votación (mayoría absoluta) para formar parte del Consejo de Administración de la Corporación pero le faltó el apoyo necesario en primera votación (mayoría cualificada) para ser elegido presidente.

Tras el cambio legislativo aprobado por el Gobierno del PP en 2012, para ser elegido presidente de RTVE se necesita el respaldo de dos tercios (más de 230 escaños) en un primer intento, o al menos mayoría absoluta (176) en un segundo.

En este pleno específico tras el debate de Presupuestos en la Cámara Baja, el nuevo presidente ha recabado los votos a favor del PP (182) frente a 122 votos en blanco y uno nulo. Izquierda Plural, PNV y Amaiur optaron por no participar en la votación. De los 350 diputados llamados a votar individualmente de forma secreta, mediante papeleta y urna, lo hicieron 305.

Sánchez tomará posesión de su cargo en un acto en el Congreso este jueves a las 11.00 horas. De esta forma, se convierte en el cuarto presidente de RTVE que accede al cargo con el respaldo del Congreso, tras sus predecesores Luis Fernández, Alberto Oliart y Leopoldo González-Echenique.

El consejo, pendiente de reforma

A pesar de que se renueve la cabeza de la Pública, sigue pendiente de reforma el Consejo de Administración, con cuatro de sus miembros, en concreto, de dos consejeros propuestos por el PP, uno por el PSOE y otro por IU, que agotaron su mandato en diciembre de 2012.

Se trata de Andrés Martín Velasco y Rosario López Miralles (PP), Miguel Ángel Sacaluga (PSOE) y Teresa Aranguren (IU). Todos ellos fueron nombrados por el Congreso y el Senado el 19 de diciembre de 2006. Juraron su cargo el 15 de enero de 2007. Además, según la Ley de la radio y la televisión de titularidad estatal, su mandato es de seis años contados desde su nombramiento.

Una vez finalizado ese plazo, la ley prevé que los consejeros salientes continuarán en sus funciones hasta el nombramiento de los nuevos, que tienen que se aprobados con al menos un acuerdo de la mayoría absoluta del Congreso y el Senado, si transcurridas 24 horas desde la primera votación en cada Cámara no se consigue una mayoría de dos tercios.

La falta de acuerdo entre el PP y el PSOE provocó que la última renovación del Consejo de Administración de RTVE, prevista para 2010, se retrasara dos años, hasta junio de 2012, tras la reforma de la Ley impulsada por el Gobierno que cambió el proceso de elección y redujo el número de miembros, de doce a nueve consejeros.

Las cuentas de RTVE serán el principal reto al que se enfrentará Sánchez. Las pérdidas de RTVE se cifran en 716 millones de euros desde el año 2007, cuando nació la corporación, hasta el año 2013. Asimismo, el organismo arrastra desde los últimos dos años un déficit estructural en torno a los 100 millones de euros.

"Ante una situación límite"

Por otra parte, los Consejos de Informativos de TVE e iRTVE han entregado en el Congreso las casi 1.500 firmas de trabajadores de la corporación que han apoyado un manifiesto, titulado "Ante una situación límite", en el que hacen un llamamiento en defensa de una televisión plural e independiente.

El registro de estas firmas se produce una semana después de hacer pública esta iniciativa, que se ha puesto en marcha a raíz de una reunión con la redacción central en Torrespaña el pasado 16 de septiembre y después de dos años de "malas prácticas profesionales".

"Ha llegado un punto en el que hemos tenido que salir a la calle y decirle a la sociedad que defiendan ellos también la televisión pública, que es un servicio público que les pertenece", ha explicado a los periodistas el presidente del Consejo de Informativos de TVE, Alejandro Caballero.

Lo que pretenden con este documento, ha dicho, "es que se cumpla la ley" y se vuelva a tener una radiotelevisión "independiente y plural", y ha recordado que los diputados "son los primeros que tienen que hacer que se cumpla", por lo que "estaría muy bien" volver a un modelo que exija el consenso para que al frente de RTVE haya "profesionales independientes al servicio de la sociedad".