Talidomida
Softenon, compuesto fabricado con talidomida, vendido en España entre los años 50 y 60. AVITE

La Audiencia Provincial de Madrid ha anulado este miércoles el pago de una indemnización a los afectados de la talidomida que reclamaron 204 millones de euros por las malformaciones que les causó ese medicamento al considerar prescrito el caso por el tiempo transcurrido.

De esta forma, el tribunal ha revocado la condena que el pasado mes de noviembre la juez de Primera Instancia número 90 de Madrid, Gemma Susana Fernández Díaz, impuso a la farmacéutica Grünenthal al estimar parcialmente la demanda presentada por la Asociación de Víctimas de la Talidomida en España (Avite).

La farmacéutica alemana fue condenada a pagar 20.000 euros a cada uno de los afectados por cada punto porcentual de minusvalía que les hubiera reconocido la Administración, pero recurrió la sentencia, lo que ha sido aceptado por la Audiencia.

La farmacéutica había sido condenada a pagar 20.000 euros a cada uno de los afectadosEn esta nueva sentencia, los magistrados estiman que las acciones ejercitadas por AVITE. han de entenderse prescritas, por lo que proceden a revocar la sentencia y desestimar en su integridad la demanda interpuesta, según el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Contra esta Sentencia cabe la interposición de recurso de casación y/o recurso extraordinario por infracción procesal, conforme a lo dispuesto en los artículos 477 y 469 de la Ley de Enjuiciamiento Civil , en el plazo de veinte días y ante esta misma Sala, previa constitución en su caso. Avite todavía no ha comunicado si recurrirá.

El caso de la talidomida se remonta a hace más de 50 años, con la comercialización de este fármaco que se vendía como complemento inocuo para las naúseas de las embarazadas, pero que causó graves malformaciones en los fetos.

El fármaco fue retirado del mercado en 1961 en Alemania, donde las víctimas lograron indemnizaciones pagadas a través de una fundación "Contergán"; en España, la farmacéutica ofreció 120.000 euros anuales para todos los afectados, pero éstos lo rechazaron.