Malena Alterio, actriz de la obra 'Emilia' de Claudio Tolcachir, en escena junto a los también actores David Castillo y Alfonso Lara.
Malena Alterio, actriz de la obra 'Emilia' de Claudio Tolcachir, en escena junto a los también actores David Castillo y Alfonso Lara. MARIETA/TEATRE LLIURE

Malena Alterio (1974) es actriz de teatro, cine y televisión. Madrileña de corazón y argentina de nacimiento. Hija de Héctor Alterio y hermana de Ernesto Alterio. Una mujer que ha crecido entre bastidores y que tuvo el inmenso orgullo de entregar el Premio Goya de Honor a su progenitor en el año 2004. Muchos la conocen por Belén, la vecina entrañable de la serie Aquí no hay quién viva. Hasta finales de diciembre gira por España con Emilia, obra del argentino Claudio Tolcachir, un rey Midas de la escena, donde interpreta a una madre con mucho que callar entre su familia.

La obra La omisión de la familia Coleman (2009) le abrió a usted los ojos a Claudio Tolcachir, al igual que al público español.
Al verla me quedé absolutamente embobada y me hice una fan incondicional suya. Vi otros trabajos que él trajo a Madrid y me entró un fuerte deseo de trabajar con él. Y la fortuna me lo puso por delante.

¿Cómo?
Trabajé con otro gran director de escena argentino, Daniel Veronese, que comparte productora con Emilia.

¿Qué le ha conquistado de Tolcachir como director?
Me gusta la gente que puede expresar un mundo particular y que de lo personal trasciende a lo universal. Que tengan un sello propio. Y Tolcachir es un tipo inteligente, elegante, sabio, que realiza un trabajo exquisito y que además es actor. Tiene una sensibilidad y un cariño por el trabajo increíble y es muy placentero trabajar con él.

¿La familia de la ficción ya casi se ha hecho familia en la realidad?
Terminar con Emilia va a ser duro porque sí, ya nos hemos hecho familia. Nos gusta hacer esta obra y defenderla y encontrarnos entre nosotros sobre el escenario. Pero es ley de vida. Eso sí, espero que permanezcamos en la cabeza del público al que le hayamos tocado.

Me gusta la gente que puede expresar un mundo particular y que de lo personal trasciende a lo universal"

¿Cómo es Caro?
Mi personaje casi no tiene texto. Vive en un núcleo familiar en el que no está contenta, y tiene un hijo adolescente. Está presente pero a la vez ausente, tanto en la familia como en escena. Me da ese punto como actriz de navegar en esa línea de contención, que es muy interesante. Aunque ella va aguantando le van pasando cosas.

Su relación familiar es muy diferente a la de Caro.
Yo a mi familia la adoro y chuleo de ella allá donde voy.

¿Es cierto que no le gusta simultanear proyectos?
Me cuesta la decisión de salir o meterme en un personaje. Para los cambios soy insoprotable. Cuando tomo la decisión ya está, pero me cuesta mucho elegir los proyectos. Soy pesada con mis trabajos. Cuando me siento traidora de uno o de otro proyecto siento una culpa tremenda, por lo que trato de hacer solamente una cosa a la vez.

¿Y con la edad y la experiencia actoral se aprende?
Voy viendo que esto no lo aprendo con el tiempo. Pero por otro lado pienso en la suerte que tengo de poder elegir. Además, hacerse mayor es tomar decisiones.

¿Belén de Aquí no hay quién viva sigue muy presente en su vida?
Sigue, no de la manera increíble del momento de mayor éxito, que resultaba incluso algo agobiante, porque tanto éxito es cansino. Pero la gran mayoría de personas aún me paran por la calle por Belén y me lo quieren hacer saber. Es muy bonito saber que tu trabajo llega y que has hecho feliz a la gente.

Es muy bonito saber que tu trabajo llega y que has hecho feliz a la gente"

¿Podemos hablar de un sello de actuación Alterio?
Ser Alterio es mi infancia y mi saber, que trasciende a la hora de trabajar. Creo que no tenemos un sello concreto los tres juntos. Ellos tienen su estilo y yo el mío. Nos une el sentido del humor y en él coincidimos pero no siempre. Gloria (del reparto de Emilia) me decía el otro día que le recordaba mucho a mi padre. Pero es que eso es inevitable...Ernesto es muy obsesivo con su trabajo. Y yo quizás soy más casual, dejo que vayan pasando las cosas.

Ya le van llegando papeles de madre...
Es lógico. Es algo generacional. Lo anormal sería seguir interpretando a adolescentes insatisfechas. Me siento afortunada de ir creciendo en mis personajes a medida que crezco yo. Lo que me gusta es poder trabajar.

Ser Alterio es para mí mi infancia y mi saber, que trasciende a la hora de trabajar"

Tiene en proyecto una serie, Rabia, para Telecinco, junto a Paco Tous.
Es novedoso para mí. Nunca he estado en una serie de acción y misterio. Hemos montado el primer capítulo y estamos a la espera de la respuesta de la cadena. Hay muchos efectos especiales, transformaciones y sangre.

¿Con qué otro director argentino le gustaría trabajar?
Rodar a las órdenes de Juan José Campanella sería fantástico. El otro día vi en el cine el filme Relatos salvajes y me quedé fascinada. Es un peliculón y me lo pasé como una enana. Ricardo Darín es el actor de Argentina que quizás aquí más suena pero hay tantos actores y directores buenos que quedarme solo con uno me da pena.