El Fiscal Superior de la Comunidad Autónoma de La Rioja, Enrique Stern, ha informado hoy de que, en los últimos cinco años, se han presentado, en La Rioja, treinta denuncias, pero en ninguna de ellas se ha llegado a demostrar irregularidad.

Stern, preguntado por la denuncia dada a conocer, ayer, por el calagurritano Antonio Martín, quien dijo haber presentado una denuncia ante la Fiscalía de La Rioja por el presunto robo de su hermana Sara, ha dicho que, hoy mismo, lo había comprobado y no había ninguna denuncia "con sello de entrada" de ese tipo.

En cuanto a los casos tramitados en La Rioja, ha explicado que "en principio no se han detectado irregularidad de delitos de niños robados", aunque sí haya habido treinta denuncias.

En todas estas, "se examinaron, se hicieron inspecciones tanto en los registros como en los cementerios, pero ni siquiera se llegó a tomar muestras de ADN porque los denunciantes consideraron que no eran necesarias".

Ha apuntado a que "se ha visto que, en aquella época, porque estamos hablando de los años sesenta y setenta, era frecuente depositar al niño en parroquias y hospitales por motivos de vergüenza, o porque no podían atenderlo económicamente".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.