'Mallorca Sense Sang' ha entregado este lunes al Ayuntamiento de Palma 60.000 firmas a favor de que la capital balear sea declarada municipio antitaurino.

Según han informado en un comunicado, PSIB y MÉS se han sumado a la campaña de AnimaNaturalis y CAS y han trasladado al pleno municipal la propuesta de estas asociaciones. Así, la entrega de las firmas ha contado con la representación de regidores de estos grupos,

quienes presentarán la moción en el próximo pleno para pedir que Palma se declare municipio antitaurino, como ya han hecho otras 13 localidades mallorquinas.

Cabe recordar que una propuesta similar defendida por MÉS ya fue rechazada. No obstante, el coordinador de la campaña 'Mallorca Sense Sang', Guillermo Amengual, se ha mostrado optimista porque la iniciativa "ha avanzado de manera imparable y éste es un paso más en nuestro objetivo para que Mallorca se declare antitaurina en su totalidad".

La propuesta incluye que se suprima la declaración de Bien de Interés Cultural y Turístico para las corridas de toros, y que se cambie la ley autonómica de protección animal para que se prohíba la tauromaquia en todas sus formas y cualquier espectáculo que produzca padecimiento a un animal.

Según el Estudio sobre la afición a los toros en España realizado por la empresa Gallup de 2009, el 76 por ciento de la población se manifiesta sin ningún interés por los festejos taurinos. A pesar de ello, más de 564 millones de euros del erario público, sin incluir las ayudas indirectas a ganaderos se destinan a financiar la tauromaquia, esto supone unos 47 euros por cada familia española, indican.

Esta campaña ha sido impulsada por AnimaNaturalis y CAS International y busca poner fin a las corridas de toros en Mallorca. Por ello, revelan qué empresas colaboran, patrocinan y apoyan las corridas de toros, y se ponen en contacto con éstas "para hacerles ver que en la sociedad del siglo XXI no tiene cabida seguir apoyando este tipo de espectáculos sangrientos".