El estudio, dirigido por la doctora Barbara Flannery, del Centro de Investigación RTI International en Baltimore (EE  UU), demuestra que las mujeres sufren alcoholismo antes que los hombres, bebiendo menos que éstos.