Los escolares se unen en una cadena humana por el derecho a la educación

En la Semana de Acción Mundial por la Educación, en Bilbao.
Los niños, unidos por pañuelos, portaron dorsales en los que escribieron su particular forma de reclamar educación. (Begoña Hernández)
Los niños, unidos por pañuelos, portaron dorsales en los que escribieron su particular forma de reclamar educación. (Begoña Hernández)

Los niños tienen la palabra. Y qué mejor manera de emplearla que para defender los derechos de otros niños. Por ello, alrededor de 450 escolares bilbaínos participaron ayer en una movilización especial, organizada por las ONG Intermón Oxfam y Alboan, para reivindicar el derecho a la educación de los niños de todo el mundo.

Unidos por pañuelos, formaron una cadena humana con dorsales en los que cada estudiante podía escribir una frase reivindicativa a su gusto. Y todas iban dirigidas en el mismo sentido. Fue frente al Ayuntamiento bilbaíno.

El alcalde, Azkuna, entre los niños, escribió la suya: «La educación es un derecho de todo el mundo que puede servir para erradicar la pobreza». Mañana saldrán los de Vitoria y San Sebastián.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento