Mas: "No nos echamos atrás: estamos decididos a seguir adelante con la consulta el 9-N"

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, comparece en la Galería Gótica para explicar los motivos de la suspensión de la consulta y el proceso de participación ciudadana que preparará para el 9 de noviembre.
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, comparece en la Galería Gótica para explicar los motivos de la suspensión de la consulta y el proceso de participación ciudadana que preparará para el 9 de noviembre.
RAFA GARRIDO/ACN

El presidente de Cataluña, Artur Mas, ha asegurado que mantiene "el objetivo de organizar la consulta el 9 de noviembre y habrá locales abiertos, habrá urnas y papeletas". Lo ha dicho en el Palau de la Generalitat, donde comparece para explicar la propuesta alternativa del Govern para la consulta del 9-N, un referendo al que renunció el lunes por la noche tras reunirse con los partidos soberanistas catalanes (CiU, ERC, ICV y CUP). "Reservaos el día 9 porque el Govern hará todo lo que esté en su mano para que haya locales abiertos, urnas y papeletas", ha sentenciado.

"Es importante que (la consulta) se haga y se haga bien y con el decreto suspendido ni se podía hacer ni se podía hacer bien", ha explicado en la Galería Gótica ante una gran expectación mediática. Es por eso que ha aparcado la decisión de celebrar la consulta tal y como estaba prevista. Sin embargo, "hay noticias excelentes que duran unas pocas horas", ha dicho en referencia a las declaraciones del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien este martes ha celebrado la suspensión de la consulta. Mas ha vuelto a instar al jefe del Ejecutivo central a presentar una propuesta a los catalanes.

Mas ha anunciado que los catalanes votarán el 9 de noviembre. "No nos echamos atrás: estamos decididos a seguir adelante con la consulta el 9-N", ha subrayado el presidente catalán, aunque ha admitido que "el consenso político es algo más débil" pero eso no implica que el Govern dé un paso atrás sino que se comprometa más. Además, ha recordado que "el adversario real y poderoso es el Estado español" porque es quien "hace todo lo posible para que el pueblo de Cataluña no pueda ejercer su derecho de decidir su futuro político". "No nos confundamos de adversarios", ha avisado Mas, quien cree que el Gobierno podría haber gestionado la cuestión de forma distinta.

Como se barajaba, Mas ha anunciado que el Govern trabaja para celebrar un "proceso de participación ciudadana", que contempla la ley de consultas y que es un instrumento que no están afectados por la impugnación. Gracias a "los marcos legales preexistentes que dan competencia a la Generalitat en participación ciudadana", el Govern trabajará para que el 9 de noviembre haya locales —mayoritariamente propiedad de la Generalitat— abiertos en toda Cataluña. Para ello, espera contar con el apoyo de 20.000 voluntarios para las mesas y los colegios, y el de los 920 ayuntamientos que defienden el derecho a decidir. Los resultados se darán a conocer el 10 de noviembre, al día siguiente de la consulta en la que espera una alta participación.

El presidente catalán ha detallado que para votar será necesario registrarse el mismo día con el DNI en el local que se les indique. Mas ha indicado que no se podía usar ningún censo porque algunos ciudadanos podrían considerarlo una vulneración de la ley de protección de datos y llevar a la Generalitat a los tribunales, algo que hubiera supuesto un "ridículo internacional terrible". Asimismo, ha explicado que podrán votar los mayores de 16 años y, al menos, los mismos colectivos previstos en el decreto. En este sentido, ha explicado que los catalanes que residen en otros puntos del Estado pero en cuyo DNI figure una dirección de Cataluña y que el 9 de noviembre esté en Cataluña, también podrán participar en el proceso de participación ciudadana en el que se votará la misma doble pregunta acordada por los partidos proconsulta.

Abierto a unas plebiscitarias

"El gobierno va adelante. Con medios propios, de forma correcta, ordenada, organizada, de forma legal. Siempre hemos dicho lo mismo", ha recordado Mas, quien ha agregado que "la doble pregunta se responderá en dos ocasiones el 9 de noviembre y en las elecciones". Sobre esta cuestión, ha dicho que, si bien tiene la intención de agotar la legislatura y espera conseguir los apoyos necesarios en el Parlament para aprobar los presupuestos de 2015, convocará "elecciones de forma ordinaria que los partidos pueden transformar en plebiscitarias con una lista y un programa conjuntos".

Esa sería la "consulta definitiva" y el instrumento "que más temen en Madrid", pero antes hay que intentar todas las posibilidades, como el referéndum acordado o la consulta, que han sido rechazadas por el Gobierno. Sin embargo, ha admitido que no existe suficiente consenso para celebrar unas plebiscitarias a corto plazo. "Está más verde que maduro pero no significa que no pueda madurar", ha dicho. Mas también ha descartado la propuesta de ERC de declarar la independencia de forma unilateral e inmediata, pues "un país serio que realmente quiere que un proceso así se entienda bien a nivel internacional, sólo puede hacerlo tras pasar por un referéndum y no antes".

No obstante, el presidente catalán ha explicado que él no puede convocar unas plebiscitarias, sino que deben ser los partidos las que conviertan unas elecciones ordinarias en plebiscitarias. "Deben ser los partidos que me convenzan de que servirían para hacer el referéndum. Y estaría dispuesto a escucharlos y a actuar en consecuencia", ha asegurado pasando la responsabilidad a los partidos. En ningún caso, ha reiterado el resultado de la consulta o de unas eventuales elecciones plebiscitarias está escrito. "Puedes ganar o puedes perder, y esto es la democracia, saber ganar y saber perder".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento