El Gobierno de Aragón ha informado de que se ha retirado la advertencia de no beber agua de boca en la localidad oscense de Caldearenas, y los dos núcleos de su municipio, Latre y Anzánigo, dado que no ha aumentado la cantidad de lindano en el río Gállego.

La retirada de la recomendación se ha realizado tras conocer los resultados de los análisis realizados este domingo en el río, después de que el sábado se anunciase el temor de que podría haber aumentado la cantidad de lindano en el agua.

De esta forma, sólo se ha prohibido el consumo de agua de boca por los niveles de lindano en el río en las localidades de Ardisa, Santa Eulalia, Piedratajada, Villanueva de Gállego, Biscarrués y Marracos. Esta contaminación procedente de los residuos de la empresa Inquinosa que quedan en el vertedero de Bailín.

Consulta aquí más noticias de Huesca.