SEVILLA, 12 (

Europa presss)

El atestado de la Policía Judicial sobre las presuntas irregularidades detectadas en la contabilidad de la extinta sociedad Alcalá Comunicación Municipal (ACM), perteneciente al Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), ve "curioso" que el contable no recordase su testimonio grabado en el que aludía a tales irregularidades, extremo que conecta con el hecho de que este hombre ha pasado de la "incertidumbre" laboral, a ver "garantizado" su puesto de empleo.

Todo parte de una denuncia entregada el 19 de junio de 2013 por las fuerzas de oposición en la Fiscalía de Dos Hermanas, relativa a los gastos de esta sociedad municipal entonces en periodo de liquidación. Dicha denuncia contendría una grabación sonora en la que el contable de la sociedad, Javier Luque González, hablaría de la supuesta financiación de gastos particulares y privados de todo tipo con cargo a las cuentas de la entidad, figurando el propio alcalde, el socialista Antonio Gutiérrez Limones, entre los beneficiarios de esta práctica según el testimonio del contable.

A través de un decreto emitido el pasado 23 de abril, la Fiscalía de Dos Hermanas había resuelto elevar las actuaciones a la Fiscalía del Tribunal Supremo al tratarse del "órgano competente para su instrucción", toda vez que el alcalde alcalareño, Antonio Gutiérrez Limones (PSOE), goza como es sabido de la condición de aforado al ostentar un acta de senador por la comunidad autónoma de Andalucía.

A

Los juzgados de alcalá

No obstante, la Fiscalía del Supremo devolvió las actuaciones a la de Dos Hermanas al no proceder la elevación directa del asunto al Supremo, con lo que el Ministerio Público de Dos Hermanas trasladó el caso a los juzgados de Alcalá de Guadaíra para que investiguen propiamente los hechos, recayendo las actuaciones en el Juzgado mixto número dos de Alcalá.

Ahora ha trascendido un atestado de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial que, en el marco de la investigación de los hechos, profundiza en 976 euros cargados a las cuentas de ACM por un viaje a Madrid que, a finales de junio de 2007, incluyó billetes de tren, alojamiento en un hotel, y entradas al parque de atracciones Warner y al parque temático Faunia. Y es que Viajes El Corte Inglés, encargada de gestionar el viaje, habría facilitado a los agentes "documento por el cual se identifica nominalmente a Antonio Gutiérrez Limones, acompañado de una señora y dos niños menores", como las personas que se alojaron en el citado hotel.

"Salvo aclaración lógica del alcalde, habría que entender, siempre en base a la documental existente, que dinero público de ACM se habría usado por Gutiérrez Limones para cuestiones distintas a los finales sociales" de la sociedad municipal, pues el número de personas alojadas en el hotel en cuestión "se ajustaría a la que constituiría el núcleo familiar de Gutiérrez Limones", expone el informe, recogido por Europa Press.

El informe, además, analiza la figura del contable, Javier Luque González, de cuyo testimonio grabado parte toda la investigación. El informe señala que es "indudable" que Luque dijo lo que contiene la grabación, es decir el relato de estas supuestas irregularidades, pero conecta su "voluntad" de poca colaboración con la Justicia con la "variación sustancial" de sus circunstancias laborales, pues pasó de la "incertidumbre" que vivía en diciembre de 2011 en ACM, una sociedad que caminaba hacia su disolución, a "tener garantizado su puesto en Innovar S.L.", la empresa municipal que asumió las funciones de ACM tras la desaparición de esta última.

"Las personas son ellas y sus circunstancias", recuerda en tono filosófico el informe sobre el hecho de que "curiosamente", Luque González no recordase, al declarar a finales de 2013 ante la Fiscalía, el testimonio protagonizado y grabado en 2011.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.