Evo Morales
Fotografía cedida por la Agencia Boliviana de Información (ABI) del presidente boliviano, Evo Morales. EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales, negó que hubiera sufrido un atentado, como publicó en su cuenta de Twitter la televisión estatal boliviana, que según fuentes oficiales fue pirateada.

Morales, que este sábado disputó un partido de fútbol sala con dirigentes sindicales del Chapare, en la región central de Cochabamba, declaró al canal estatal que no hubo "ningún accidente".

Evo Morales se encuentra muy bien de salud, las elecciones no se han suspendido El mandatario concurre este domingo a las elecciones generales de Bolivia en busca de un tercer mandato que le mantendría en el poder hasta 2020. "Según alguna gente interesada me he accidentado y no hay elecciones (...) Estamos vivos, no hay ningún accidente. Estamos con vida para seguir compartiendo democráticamente en estas elecciones nacionales", afirmó el mandatario. Morales atribuyó lo sucedido al "miedo de los opositores".

La ministra boliviana de Comunicación, Amanda Dávila, declaró a la agencia estatal ABI que la información divulgada desde la cuenta de la red social del canal Bolivia Televisión es "totalmente falsa". "En este momento (Evo Morales) está con la prensa nacional e internacional y se encuentra muy bien de salud", dijo la ministra.

Dávila insistió en que, tal y como está previsto, Bolivia celebrará este domingo elecciones generales, que no se han suspendido, como había anunciado el pirata informático.

La cuenta en Twitter permaneció pirateada durante varias horas y publicó informaciones como que Bolivia había declarado la guerra a Chile y a Estados Unidos y que se detectaron casos de ébola en el país, así como informaciones ofensivas relacionadas con la vida personal de miembros del Gobierno.