La marihuana que se consume hoy en día es mucho más nociva que la de hace quince años, dado que tiene una concentración de tetrahidrocannabinoides (THC) -principio activo de la planta- hasta tres veces mayor, según afirma la directora del Instituto Nacional de Abuso de Drogas de EEUU, Nora Volkow.

Volkow, una de las principales expertas en el campo del abuso de sustancias, ha explicado que en la década de los ochenta y noventa los cigarros de marihuana presentaban una concentración de THC de aproximadamente el 2%, mientras que actualmente este porcentaje es, "como mínimo", del 6%, aunque en algunos casos puede alcanzar el 18%.

A más concentración más ingresos para los productores, pero también más peligro para el que consume

Ello es debido a que cuanto más concentrada es la marihuana se la considera de mejor calidad y se puede vender a mejor precio, por lo que los productores tratan de ofrecer las plantas con la mayor cantidad posible de THC para obtener también el mayor beneficio, ha apuntado Volkow.

Esta droga "es mucho más poderosa ahora de lo que lo era antes", lo que explica, según la experta de origen mexicano, el "gran aumento" que se ha detectado en los últimos años en el número de emergencias médicas asociadas al consumo de marihuana, especialmente de brotes psicóticos.

Los efectos de la marihuana

"Lo que genera más preocupación en el mundo médico es el aumento de los brotes psicóticos asociados al consumo de cannabis, algo que puede ser muy devastador para la persona que lo sufre", ha afirmado la investigadora, para quien estos efectos en la salud demuestran que "la marihuana es más dañina de lo que mucha gente quiere pensar".

Y es que el cannabis también puede generar arritmias cardíacas, estados de pánico y trastornos mentales, especialmente entre los adolescentes, que son precisamente "los que más frecuentemente abusan de esta sustancia", a la que a menudo ven, de manera errónea, como una droga "blanda" e inocua.

Si un estudiante quiere tener éxito en el colegio lo último que debe hacer es fumar marihuana

"Si un estudiante quiere tener éxito en el colegio lo último que debe hacer es fumar marihuana, porque afecta tanto a la memoria como al aprendizaje", ha subrayado esta investigadora, biznieta del líder bolchevique León Trotsky, que se ha convertido en la primera mujer en dirigir el prestigioso Instituto Nacional de Abuso de Drogas de EEUU.

Volkow ha explicado que los adolescentes son más vulnerables al consumo de drogas porque el cerebro humano no termina de formarse hasta los 21 años y, por tanto, "no está completamente conectado" y "es mucho menos capaz de controlar la intensidad de las emociones".