El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el jefe del Ejecutivo autonómico, Ignacio González, se personaron este viernes en el Hospital Carlos III, donde se encuentra ingresada la auxiliar de enfermería Teresa Romero, infectada con el virus ébola. Rajoy y González llegaron en coche poco antes de las 13.30 horas.

El jefe del Ejecutivo, que se desplazó después de presidir el Consejo de Ministros, se reunió con González y con los médicos responsables del hospital, que atienden a Teresa Romero y a las otras 13 personas ingresadas en observación.

No se ha podido ver ni a la ministra de Sanidad, Ana Mato Mariano Rajoy hizo una declaración sin opción a preguntas al centenar de periodistas que se encuentran congregados a la puertas del Carlos III. El presidente aseguró que "continúan los trabajos para ver qué ha podido ocurrir y en qué se puede mejorar" y quiso tranquilizar a la población aseguranto que "tanto la CE como la OMS han informado de que es muy bajo el riesgo de que esta enfermedad se pueda propagar en el futuro", y recalcó que "no es un mensaje del Gobierno, sino de la OMS y la CE".

La prioridad, ha dicho Rajoy, es Teresa Romero, la "única persona que sepamos que está enferma" mientras que el siguiente objetivo es "vigilar" la situación de los otros pacientes que están en observación. "El primer objetivo" en la lucha contra el ébola en España "se llama Teresa Romero", ha dicho.

En esta delegación capitaneada por Rajoy no se ha podido ver ni a la ministra de Sanidad, Ana Mato, ni al consejero madrileño del ramo, Javier Rodríguez.

Rajoy se marchó del lugar en coche y abucheado por un grupo amplio de sanitarios que le despidieron con gritos y lanzándole guantes de látex.

Críticas de Pedro Sánchez

Mientras, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha denunciado la "desvergüenza, descoordinación, descontrol, desamparo y, en definitiva, desgobierno" con el que está actuando el Ejecutivo en la crisis del ébola y ha exigido al presidente, Mariano Rajoy, que ejerza su liderazgo y ofrezca seguridad e información.

Tras reunirse en el Congreso con un grupo de profesionales de la salud y sindicatos de médicos y enfermería, Sánchez ha criticado la "falta clara de autoridad" del Gobierno, al que ha vuelto a exigir información diaria sobre la evolución de la crisis del ébola.

¿Qué razones le llevan a respaldar a Mato? Además de calificar como una "desvergüenza" las declaraciones "indignas" del consejero de Sanidad madrileño, Javier Rodríguez, sobre la enferma, el secretario general del PSOE también ha reclamado a Rajoy que explique qué razones tiene para "arropar" a la ministra Ana Mato y si cree que está a la altura de esta crisis.

"¿Qué razones le llevan a respaldar a Mato?, ¿considera que está a la altura de las circunstancias en la crisis que está viviendo nuestro país con la infección del virus del Ébola?, ¿cree que la estrategia de buscar responsabilidad de la víctima es algo que se merece el país?".

Esas son las preguntas que, según Sánchez, debe responder Rajoy, aunque el líder de los socialistas, que ha puesto en duda la capacidad de Mato, no ha reclamado directamente la dimisión de la ministra de Sanidad.

"Llegará el momento de exigir responsabilidades, ha dicho tras argumentar que ahora mismo la sociedad lo que exige es que se revisen los protocolos, se restituya y se fortalezca la autoridad sanitaria y que el Gobierno gobierne, informe diariamente y dé certezas en esta situación crítica.

Eso es, en su opinión, lo que están echando en falta los profesionales y la ciudadanía: autoridad, información, confianza y liderazgo del presidente. Sánchez ha exigido estas medidas para tranquilizar a la ciudadanía y garantizar "la seguridad de todos" y la protección de los profesionales sanitarios, para quienes ha pedido el amparo y la protección del Gobierno y de la Comunidad de Madrid.

Después de trasladar el apoyo de su partido y sus deseos de recuperación a la enfermera contagiada por el virus y a su familia "en momentos tan duros", el líder de PSOE también ha expresado su apoyo "sincero, leal y total" a los profesionales de la Sanidad madrileña.

Encuesta

¿Debería dimitir Ana Mato por la crisis del ébola?

Sí, es la máxima responsable y es evidente que ha habido irregularidades.
90,97 % (27024 votos)
No, primero hay que saber qué ha ocurrido exactamente.
4,46 % (1325 votos)
Depende, solo si se demuestra que ha habido negligencia o fallos graves.
4,56 % (1356 votos)