'Shanti' (Hyderabad), 2014
Edificio del cine Shanti, en Hyderabad, la cuarta ciudad de la India 2014, © Haubitz + Zoche/ courtesy: Nusser & Baumgart, Munich

Los edificios son típicos de la arquitectura europea y estadounidense de mediados del siglo XX, las fachadas son tan vistosas que parecen decorados de cartón piedra. En cada ejemplo hay contradicciones: los diseños son sin duda occidentales, pero la viveza del color y discretos elementos exóticos (una estatua de la diosa Shiva, pequeñas decoraciones con caracteres diferentes a los occidentales) delatan que los cines no están —como se podría suponer a primera vista— en pequeñas localidades estadounidenses, sino en la India.

Sobre las fachadas, en letras individuales, figuran los nombres de los cines: Nataraj, Shanti, Annamallai, Saptagiri... El dúo de artistas Haubitz + Zoche viajó al sur del país entre 2011 y 2013 para documentar en imágenes la singularidad y la belleza de cines construidos entre los años treinta y los setenta, edificios que presentan una mezcla de "modernismo, elementos arquitectónicos locales, un fuerte uso del color y, en el caso de los más antiguos, art déco".

Una selección de la serie se expone ahora en la muestra Hybrid Modernism. Movie Theatres in South India (Modernismo híbrido. Cines del sur de la India), inaugurada en la galería Nusser & Baumgart de Múnich y en cartel hasta el 15 de noviembre en la ciudad alemana. Las singulares construcciones son reinterpretaciones de influencias occidentales en la India, que entró en contacto con este tipo de arquitectura en los años cincuenta, cuando Le Corbusier desarrolló proyectos en el país e influyó en arquitectos locales.

"Algo nuevo e irreconocible"

El significado cultural de los edificios fotografiados tiene que ver con teorías poscoloniales como la de la "hibridación" a la que se refiere Homi Bhabha (teórico literario de Bombay). "La importancia de la hibridación es el tercer espacio que permite a otras posturas emerger. (...) El proceso de hibridación cultural da pie a algo diferente, algo nuevo e irreconocible, una nueva area de negociación del significado y la representación", declaraba el académico en una entrevista ya en 1990.

Allí se producen anualmente 1200 películas en 24 lenguas diferentesEn la India —un país en el que se producen anualmente 1200 películas en 24 lenguas diferentes— el gusto por el cine va más allá de la explosión de éxito internacional de Bollywood, es tradicional y está insertado en la vida cotidiana de sus habitantes. Según las artistas, los cines, llamativos como decorados, parecen "integrar en la misma arquitectura" al espectador en una "interesante intensificación de la función del edificio".

La reforma o el cierre

Como sucede en todo el mundo, especialmente en ciudades, muchos de ellos se remodelan para convertirse en multisalas o se abandonan. Su futuro inmediato es la reforma radical o el cierre. "Las fotos documentan una parte de la cultura cinematográfica que ya ha desaparecido en su mayoría en Europa, en los EE UU y (...) cada vez más, también en la India".

Es una parte de la cultura cinematográfica que ya ha desaparecidoLos trabajos de Haubitz + Zoche, el dúo formado por las alemanas Sabine Haubitz (1959-2014) y Stefanie Zoche (1965), unen la arquitectura y el arte en fotografías e instalaciones. Las autoras comenzaron su andadura en común en 1998 y la serie de fotos de teatros de la India fue de los últimos proyectos que presentaron antes de que, en marzo de 2014, Haubitz falleciera a causa de un accidente. Zoche continúa utilizando Haubitz + Zoche como firma artística y tiene entre sus planes próximos publicar la colección en un libro.