Fachada del hospìtal Parc Taulí de Sabadell.
La fachada del hospital Parc Taulí de Sabadell. ACN

El secretario de la Agència de Salut Pública catalana, Antoni Mateu, ha confirmado este jueves dos nuevas muertes por legionela. Ya son 10 las víctimas mortales provocadas por los brotes de Sabadell y Ripollet (Barcelona). El consistorio de esta última población ya ha sido informado de que el origen del brote fue un camión de la limpieza y se ha abierto un expediente administrativo.

La fuente del brote de Ripollet es un camión de limpieza

El nuevo caso de Sabadell es una víctima contabilizada a través de los informes posmorten. En total, se han detectado 41 casos: 5 continúan ingresados, 28 han sido dados de alta, seis han muerto y dos no han llegado a ingresar. Se trata de personas con edades comprendidas entre los 45 y los 94 años y muchas de ellas con patologías graves.

En Ripollet, se detectaron la semana pasada 2 nuevos casos, uno de los cuales murió el pasado lunes. Este brote ha provocado siete casos: dos han sido dados de alta, uno está ingresado y cuatro han muerto, aunque la última defunción está pendiente de ser confirmado plenamente. También está pendiente de confirmarse plenamente el caso de una persona enferma de legionela que está ingresada en el hospital Virgen del Rocío, de Sevilla, y que pasó 24 horas en Ripollet.

Salud todavía intenta identificar el origen del brote de SabadellEn la comisión de Salud del Parlament, a donde ha acudido con el conseller de Salud, Boi Ruiz, Mateu ha explicado que todos los afectados en Ripollet se han concentrado en un área de 500 metros y se ha comprobado que el foco estaría vinculado a un camión de riego para la limpieza del municipio. La comparación de una muestra del vehículo y otra de una persona afectada ha concluido que presentaban el mismo tipo y subtipo de legionela (denominado Pontiac Knoxville), con lo que se confirmaría que el causante es el camión de la limpieza, propiedad de una empresa subcontratada por el ayuntamiento.

El origen del foco de legionela en Sabadell no estaría tan claro, si bien se apunta a una torre de refrigeración de una empresa, tal y como ya se había indicado hace unos días. Por eso, Salud inspecciona actualmente 19 empresas que cuentan con torres de refrigeración en Sabadell, a las que acuden técnicos de la Generalitat sin avisar para recoger muestras, que se envían a un laboratorio de Madrid.El secretario de Salud Pública ha indicado que se han enviado a ese laboratorio una veintena de muestras humanas y otras 65 ambientales, que se cruzan para intentar localizar el origen del brote de la capital vallesana.

Lo ocurrido podría motivar un cambio en los análisis de las empresas que cierran en agostoPor su parte, el conseller Boi Ruiz ha contestado a la oposición, que ha criticado la falta de explicaciones por parte del departamento, que "tenemos la voluntad de explicarnos pero el tema es muy complejo, de detalles y matices".

Ha apuntado que, en el caso de las empresas investigadas como posible origen del foco de Sabadell, "habrá que plantearse" una modificación del proceso de valoración para las instalaciones de refrigeración, que paran en agosto por vacaciones y que se reinician en septiembre, como una posible causa de difusión de este tipo de bacterias, como la legionela.

La diputada de ICV ha reclamado al conseller que dé explicaciones a las poblaciones de Sabadell y Ripollet, dadas las graves consecuencias que para la población han tenido los dos brotes de legionela, mientras la de Ciutadans ha pedido que se permita a los responsables de los hospitales que comuniquen los casos de afectados por correo electrónico y no por fax, como se debe hacer actualmente.


Consulta aquí más noticias de Barcelona.