Tres de los tripulantes del 'Ratonero', apresado con 2.300 kilos de cocaína, alegan miedo insuperable

Investigadores encontraron anotaciones cifradas en el pesquero con coordenadas para encontrarse con una lancha
Vigo Juicio Ratonero4
Vigo Juicio Ratonero4
EUROPA PRESS/REMITIDO

Tres de los cinco tripulantes del buque 'Ratonero', que fue apresado en febrero de 2012 con casi 2.300 kilos de cocaína en sus bodegas, han alegado que actuaron llevados por un miedo insuperable. Así lo han manifestado sus abogados defensores en la lectura de las conclusiones realizada este jueves, en la cuarta sesión del juicio que se sigue contra nueve acusados por esta operación de narcotráfico.

A excepción del patrón del pesquero, José Luis D.D., y de un tripulante colombiano (supuesto enlace con los proveedores de la droga), el resto de marineros han alegado que actuaron llevados por un miedo insuperable.

En la lectura de las conclusiones, los letrados defensores han reiterado su demanda de que los acusados sean absueltos, aunque algunos de ellos han planteado que, de no ser así, la condena contemple rebajas por circunstancias como el miedo insuperable, el estado de necesidad o las dilaciones indebidas. Asimismo, algunos también han reclamado que sus defendidos sean considerados cómplices y no coautores de los delitos que se les imputan (tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal).

Por su parte, el Fiscal ha mantenido su petición de penas para los nueve acusados, aunque ha planteado que se aumenten las multas en 200 millones de euros para cada uno de ellos. Además, como solicitud alternativa, el ministerio público pide que, si no son condenados por pertenencia a organización criminal, lo sean como integrantes de un "grupo", con lo que la pena de cada uno se rebajaría en 3 años.

El fiscal pide, inicialmente, 19,5 años de cárcel para el colombiano Anyer Eduardo H.C.; 17 años para el patrón del 'Ratonero', José Luis D.D.; y 16 años de prisión para cada uno de los otros siete acusados: los tripulantes, Álvaro Agusín V.V., Albino G.P., y José Francisco F.S.; el cuñado del patrón, Jorge C.F.B.; y los tres 'lancheros', José Manuel C.L., José Antonio B.P., y Baltasar V.D. (La petición se reduce en tres años a cada uno si se condenan por pertenecer a grupo y no a organización criminal).

Comunicaciones en clave

En la sesión del juicio de este jueves, uno de los peritos del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) ha explicado que, durante el registro del buque 'Ratonero', además de los fardos con cocaína, se encontraron diversas hojas sueltas y un cuaderno de tapas rojas, en el camarote del capitán, con anotaciones cifradas, así como una cuadrícula con la clave para descifrarlas.

Una vez descifradas dichas anotaciones, los agentes comprobaron que éstas hacían referencia a coordenadas geográficas y mensajes como "punto de encuentro miércoles noche" o instrucciones sobre una bomba de agua que una lancha debía llevar al pesquero.

Según este perito, dadas esas pruebas, así como los seguimientos aéreos, no había "ninguna duda" de que el pesquero había ido a cargar "mercancía" a un punto determinado del océano, y tenía fijado otro punto de encuentro para trasvasar la droga a una segunda embarcación.

Vigilancia Aduanera sostiene que esa segunda embarcación es una lancha rápida semirrígida, que salió de la Ría de Arousa, fue avistada al día siguiente a primera hora de la tarde (en un punto que coincidía con las coordenadas que había en las anotaciones del 'Ratonero') y, esa misma noche, fue vista cerca del pesquero. Cuando los tripulantes de la lancha se percataron de que el pesquero estaba siendo escoltado por el buque del SAV 'Petrel', emprendieron la huida hacia Madeira.

Los peritos han indicado que la lancha que apareció pocas horas después embarrancada en las costas del archipiélago portugués "podría corresponder" con la que salió dos días antes de la ría de Arousa, por sus características y por la secuencia lógica de navegación observada por medios aéreos. Además, sostiene que ese tipo de embarcación puede "perfectamente" realizar esa travesía sin repostar, llevando el tanque de combustible lleno y unas 15 petacas de gasolina adicionales (algo que contradice un informe pericial aportado por una de las defensas).

El tribunal ha convocado a las partes nuevamente para el próximo 16 de octubre, para la lectura de los informes finales y para que los acusados (algunos de los cuales han interrumpido varias veces a los testigos para poner en duda sus declaraciones) puedan hacer uso, si lo desean, de su derecho a la última palabra.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento