El portavoz de la Comunidad de Madrid defiende el protocolo y lamenta el "fallo humano"

  • Salvador Victoria asegura que todo se debe "a un desgraciado error humano".
  • Dice que el sistema sanitario madrileño es "de una calidad excepcional".
  • "Seguiremos con este protocolo, porque funciona", asegura.
El portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria.
El portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria.
PP

La Comunidad de Madrid ha defendido los protocolos que se siguieron en el tratamiento de los dos misioneros infectados por ébola, ya que sólo ha habido un caso de contagio que, según ha insistido, se debió a "un desgraciado error humano, un accidente" que pudo cometer la auxiliar Teresa Romero.

Así lo ha reiterado en numerosas ocasiones el consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Gobierno regional, Salvador Victoria, durante una rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno.

Salvador Victoria ha querido trasladar un mensaje de "tranquilidad" a los ciudadanos, a los que ha asegurado que el sistema sanitario madrileño es "de una calidad excepcional", tanto sus profesionales como los medios de los que disponen, y que si ha habido un contagio se debe a un "desgraciado error humano, a un acto reflejo" de la sanitaria.

"Vamos a seguir este protocolo, porque se ha demostrado que funciona", ha señalado el consejero, que ha defendido que no se hagan análisis o no se tomen medidas excepcionales si no hay síntomas evidentes de padecer la enfermedad, en este caso tener fiebre de más de 38,6 grados.

La casa y la sala del hospital, descontaminados

Victoria también afirmó que la casa de la auxiliar de enfermería infectad, Teresa Rodríguez, así como la sala del Hospital Universitario Fundación de Alcorcón, donde estuvo ingresada, ya han sido descontaminadas.

El consejero de Presidencia ha afirmado que ya "se han tomado las medidas profilácticas necesarias" por parte de las autoridades médicas para desinfectar la casa del virus, de manera que en cualquier lugar en que la paciente haya podido desarrollar su actividad "no haya ninguna actividad de riesgo".

En el caso de la sala del Hospital de Alcorcón, donde estuvo ingresada antes de ser trasladada al Hospital Carlos III, ha afirmado que "esta noche ya se procedió a esa limpieza y no hay ningún tipo de problema". Se trata de una sala de urgencias a la que entró la empresa Ferroser a última hora de la noche de ayer.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento