Atasco por la lluvia en la M-30
Retención de tráfico en la M-30, a la altura de Ventas, a causa de la lluvia caída sobre Madrid. JORGE PARÍS

"Sin duda el peor día del año para el tráfico" en la capital. Así de contundente se expresaba este jueves por la mañana el responsable de explotación de Calle 30, Sergio Barral, preguntado por los kilométricos atascos que han padecido miles de personas. Solo en la Calle 30 se llegaron a acumular 18 km de atasco durante la hora punta de la mañana, debido fundamentalmente "a la lluvia", a "un accidente" y a una avería" en los kilómetros 1 y 8 en sentido norte de la circulación.

Entre todos los accesos pueden superarse los 100 kilómetros de retenciones La alta densidad de tráfico ha obligado a los responsables de la Calle 30 a cerrar en plena hora punta el By Pass Sur (se mantuvo cerrado entre las 8.30 y las 9.50 horas). El corte del tráfico en esta infraestructura es una medida excepcional que se toma solamente cuando el tráfico está parado completamente, debido a la gran profundidad del túnel, explica Barral. En cualquier caso, los cortes en este bypass se produce unas seis veces al año. Este jueves la dificultad en la M-30 ha coincidido además con un colapso generalizado en las entradas a Madrid, lo que ha complicado las alternativas.

Aún así, las precipitaciones registradas durante la mañana han entrado "dentro de los límites normales para esta época del año", según fuentes de la Aemet. Entre las 6.00 y las 10.00 horas se han registrado 3 litros por metro cuadrado en la estación medidora de Ciudad Universitaria, según técnicos de la Aemet. Los chubascos de la tarde han sido más intensos, con 9,7 litros por metro cuadrado medidos solo entre las 14 y las 15.00 horas.

"En la M-40 los kilómetros de atasco suman 25 y entre todos los accesos pueden superarse los 100 kilómetros de retenciones", añade la misma fuente. En la M-30 la peor parte afectó al arco oeste, que sumaba 12 kilómetros de atasco pasadas las nueve de la mañana. En el transcurso de la jornada, los atascos se fueron desplazando hacia el arco este: hacia las 14.00 horas de la tarde había grandes retenciones entre el túnel de Costa Rica y el nudo sur. También a esa hora había colapsos de tráfico en las inmediaciones de la autovía de Colmenar (M-607).

Los consejos a los conductores atrapados no podían ser otros que "paciencia" y a los que  todavía no hubieran cogido el coche, les pedía que optaran "por el transporte público". Los responsables de la M-30 explicaron que en otras ocasiones se puede dar alternativas por el centro de la capital, pero este jueves, hasta las rondas y Doctor Esquerdo se encontraban saturados. De hecho, el colapso se traslado a lo largo del día a las principales arterias del centro, hasta el punto de que la EMT tuvo que desviar rutas de autobús para evitar las zonas más atascadas.

Casi tres horas para un trayecto de 40 minutos

"Desde mi despacho veo el tráfico completamente parado. Reabrirlo para volver a cerrarlo sería peor", asegura el responsable de tráfico de Calle 30.

Uno de los conductores atrapados en la Calle 30 explicó a 20minutos que "desde la entrada a la M-30 por Conde de Casal hasta la salida por Ventas, he tardado dos horas, para un trayecto que normalmente me lleva 20 minutos". La mayor parte del tiempo estuvo "parado", y "sin ningún tipo de información", se queja. El mismo afectado aseguró que los agentes de movilidad pasaban por su lado sin dar ningún tipo de alternativa, "como tampoco la ofrecía el Twitter de Calle 30".

Otra afectada describió que su trayecto diario de Getafe a Arturo Soria, en el que normalmente invierte 40 minutos, se ha prolongado esta mañana dos horas y tres cuartos. "Podía haber ido a trabajar a Jaén", aseguraba.

El Metro de Madrid también sufrió retenciones por la lluvia. Las líneas más afectadas fueron la 5 y la 3. La primera estuvo cortada por un periodo superior a 30 minutos desde la estación de Acacias hasta Oporto, mientras que en la segunda los trenes no paraban en la estación de Lavapiés. La ML1 también se vio afectada entre María Tudor y Las Tablas por el mismo motivo. El servicio se restableció en todas las líneas a los pocos minutos.

Consulta aquí más noticias de Madrid.