Caso cerrado: los derechos de Superman son de Warner Bros.

  • La Corte Suprema de EE UU ha dictaminado que el estudio es el dueño del "hombre de acero".
  • La familia de Joe Schuster, uno de sus creadores, exigía su parte del pastel.
  • El personaje protagonizará, en 2016, la esperada 'Batman v Superman'.
Christopher Reeve en el papel de Superman.
Christopher Reeve en el papel de Superman.
ARCHIVO

Warner Bros. se queda con los derechos de Superman. Eso es lo que ha dictaminado la Corte Suprema de Estados Unidos sobre un caso que lleva años volviendo locos los mandatarios de la propia Warner y a DC Comics: ¿Pertenece Kal-El a su compañía o a los herederos de sus creadores?

El tribunal ha ratificado resolución adoptada en noviembre de 2013, ha desestimado el recurso de los abogados de la familia de Joe Shuster, uno de los dos creadores de Superman, en la que exigían su parte del pastel de ganancias que Warner consigue gracias a las adaptaciones de el hombre de acero.

La clave para que esta familia pierda el caso ha estado en el pasado de sus propios miembros. Para ello, hay que remontarse a 1992, cuando la hermana de un ya fallecido Shuster, Jean Peavy, aceptó ceder todos los derechos a Warner y DC si estos accedían a pagar las últimas deudas que Shuster dejó tras su muerte.

DC accedió y, no solo pagó sus deudas, sino que desembolsó más de la cantidad necesaria, creyendo que de esta manera terminarían los conflictos y denuncias que podrían haber existido hasta ese momento. Sin embargo, el conflicto estaba todavía lejos de terminar.

Poco después del estreno de Superman Returns (2006), tanto la familia de Shuster como la de Jerry Siegel, el otro creador del héroe kryptoniano, denunciaron a Warner. En esa ocasión, y previa resolución judicial, el estudio tuvo que compartir parte de las ganancias con los herederos.

Beneficios en EE UU

El fallo del juez Stephen Larson decretó que los familiares de Siegel y Shuster debían percibir parte de esos beneficios -tan solo en lo referente al mercado estadounidense, la resolución no tenía efectos a nivel internacional- desde 1999, lo que incluía no solo Superman Returns sino también la serie de televisión Smallville.

Además, el juez recordaba que si antes de que finalizara 2013 Warner no estrenaba una nueva película sobre Kal-El, los derechos caducarían y pasarían de nuevo a poder de los herederos de los creadores.

Pero nada de eso ocurrió ya que Warner y DC hicieron sus deberes y en 2013 vio la luz en los cines El hombre de acero (Man of Steel). Un éxito de taquilla dirigido por Zack Snyder que supuso además el inicio de una nueva era en el universo cinematográfico de los héroes de DC que tendrá continuidad con Batman v Superman: Dawn of Justice.

Ahora el juez ratifica aquel acuerdo de 1992 que "representaría última y definitiva oferta del autor y sus herederos con DC y resolvería totalmente cualquier reclamación pasados, presentes o futuros contra DC (y por extensión con Warner)", señala el juez.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento