Plan de viabilidad del tranvía contempla el paso por Gran Vía con catenaria soterrada y compatible con otros vehículos

El concejal de Tráfico y Transportes, Javier Iniesta, ha presentado este miércoles el Estudio de Viabilidad de la conexión tranviaria de la Línea 1, que prevé conectar la plaza Circular con la estación de tren de la Estación del Carmen con una catenaria íntegramente soterrada y que atravesará la Gran Vía mediante dos carriles anexos a las aceras, siendo compatible con el tránsito del resto del transporte público, los vehículos normales y bicicletas.
Iniesta presenta el plan
Iniesta presenta el plan
EUROPA PRESS

El concejal de Tráfico y Transportes, Javier Iniesta, ha presentado este miércoles el Estudio de Viabilidad de la conexión tranviaria de la Línea 1, que prevé conectar la plaza Circular con la estación de tren de la Estación del Carmen con una catenaria íntegramente soterrada y que atravesará la Gran Vía mediante dos carriles anexos a las aceras, siendo compatible con el tránsito del resto del transporte público, los vehículos normales y bicicletas.

Aunque todavía ha de pasar el periodo de exposición pública y de presentación de alegaciones y sugerencias que pueden variar el proyecto final, el estudio de viabilidad contempla cerca de dos kilómetros de nuevo recorrido del tranvía que partirá desde la Plaza Circular hasta la Estación de Carmen. De momento, Iniesta no ha ofrecido fechas de su posible finalización y tampoco ha facilitado un presupuesto, lo que dependerá del proyecto final.

El tranvía saldría de la plaza Circular con doble carril pegado a la acera, y pasaría por Avenida de la Constitución, Plaza de la Fuensanta, Gran Vía, Plaza Martínez Tornel, paso del río por Puente Viejo, bajada a la Plaza Camachos, Alameda de Colón. A partir de la Plaza González Conde, contará con único carril discurrirá a través de calle Floridablanca, Plaza del Rollo y calle Industria.

La estación del Carmen quedará en el margen derecho, por lo que los pasajeros podrán apearse en ese lugar, y el tranvía volverá por el Paseo de Corvera, que vuelve a conectar con la plaza González Conde mediante un solo carril de ida. Esto permite dejar libre y sin restricción de tráfico la entrada a la calle Princesa, el barrio del Infante Don JHuan Manuel y Vistabella.

En el exterior del espacio central de la Plaza Circular se situará la parada principal del sistema conectando con el trazado de la actual Línea 1. Para ello será necesario sustituir la actual parada de Ronda de Levante por la nueva parada prevista en el anillo interior de la Plaza Circular, frente a la Avenida Primo de Rivera. Así, se creará un gran intercambiador del transporte público del municipio con paradas de autobús y taxi.

Gran vía

El recorrido a través de la Gran Vía prevé dos carriles compatibles para la circulación del tranvía y del transporte público, todo ello a ras de superficie, al igual que sucede en Zaragoza o en Sevilla, lo que permite la "convivencia".

Asimismo, se mantienen dos carriles de circulación, uno de los cuales será una calzada compartida para el uso de la bicicleta, con lo que se posibilita que la Gran Vía se convierta en un eje "para todo el mundo, tanto vehículos que tengan que acceder a garajes privados, aparcamientos públicos o comercios", según Iniesta.

El concejal ha valorado que el sistema de alimentación es el denominado APS, que alimenta al tranvía en superficie y permite prescindir de la catenaria en los dos kilómetros del trayecto, con lo que mejora "el impacto visual para el entorno de la ciudad", según Iniesta.

Igualmente, este sistema de alimentación permite compatibilizar el paso del tranvía con todos los eventos culturales que pasan por el lugar, como las procesiones de Semana Santa, el Entierro de la Sardina o las fiestas de primavera. Además, asegura el acceso de los distintos servicios de seguridad o emergencias.

Iniesta ha garantizado que este sistema de alimentación "es seguro y sencillo", ya que está compuesto por unos bloques soterrados a 40 centímetros y que se activan solo al paso del tranvía.

Además de la parada en la plaza Circular, el estudio de viabilidad prevé otras seis paradas en el nuevo recorrido. La primera de ellas estará situada en la Gran Vía, frente a Cajamurcia y antiguo Galerías Preciados; mientras que la segunda estará también en Gran Vía, entre Plaza de Santa Catalina y calle Madre de Dios.

La tercera parada contemplada se situaría en la Alameda de Colón, junto a Jardín de Floridablanca; mientras que la cuarta se situaría en la calle Floridablanca, entre las calles Santarén y Formalidad; y la quinta estaría en la calle Industria, frente a la Estación del Carmen; para acabar en el Paseo de Corvera.

En este sentido, se busca ampliar el espacio para los peatones y para la revitalización del comercio, por lo que las aceras que quedarían en el tramo ancho de la Gran Vía hasta la Plaza Santa Isabel, serán más anchas llegando hasta los 9 metros mientras que en el tramo estrecho, desde Plaza Santa Isabel hasta Plaza Martínez Tornel, tendrán 3,50 metros.

Aunque el tranvía mejorará de forma sustancial el tráfico en toda el área de influencia, la Gran Vía será la gran beneficiada ya que, desde hace varias décadas, está soportando un tráfico intensísimo tanto de vehículos privados como de autobuses de transporte público con unos niveles de contaminación atmosférica y acústica muy altos. La implantación del tranvía "es una ocasión histórica para el cambio de esta situación y para convertir la Gran Vía en un espacio urbano más amable y satisfactorio", añade Iniesta.

La prolongación de la Línea 1 del tranvía supondrá una importantísima disminución en los usos de los vehículos particulares y un gran cambio en el modelo de reparto modal donde la participación del transporte público, en los viajes mecanizados actuales, se incrementaría del 15,1 por ciento al 24,83 por ciento.

En las próximas semanas este estudio de viabilidad será expuesto públicamente y, con el fin de que los murcianos puedan aportar sus propuestas, ideas y sugerencias, el plazo será de dos meses, y no de uno como está establecido.

Además, el martes se llevará a cabo una exposición con comerciantes, juntas municipales y otras asociaciones donde se explicarán los grandes rasgos del estudio

En resumen, con esta prolongación, se persigue cumplir el Plan de Movilidad Urbana Sostenible que establece que el Tranvía es eje vertebrador del transporte público en la ciudad, siendo ésta una oportunidad histórica para reordenar el tráfico en la ciudad.

Asimismo, se prevé reactivar la actividad económica y comercial en el casco urbano y Barrio del Carmen. Este proyecto cuenta con el apoyo de la Asociación Murcia Centro, Triángulo de Murcia y la asociación de comerciantes carmelitanos y del Barrio del Carmen; así como reordenar el Sistema de transporte público en el municipio de Murcia, y alcanzar beneficios sociales, ambientales y de mejora de la escena urbana.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento