La auxiliar de enfermería infectada por ébola tras participar en el cuidado del misionero Manuel García Viejo, que murió en septiembre por el mismo virus, cree que pudo contagiarse tocándose la cara "con los guantes" al quitarse el traje especial con el que trabajaba. Así lo ha confirmado el doctor Germán Ramírez, de Medicina Interna del Hospital de La Paz, en una multitudinaria rueda de prensa este miércoles a las puertas del centro.

La enferma ha recordado este detalle y se lo ha comunicado a los médicos que la tratan. "Esta mañana he revisado con ella toda la cadena de puesta del traje y su actividad dentro de la habitación", ha explicado el doctor, quien ha señalado que en uno de los momentos le ha transmitido "esta posibilidad" de contacto y también que está "confusa con tanta llamada".

Por su parte, Yolanda Fuentes, subdirectora del Hospital Carlos III, ha explicado también que la enfermera ingresada el martes por la noche ha dado negativo en las pruebas y que a la segunda sanitaria, ingresada con unas décimas de fiebre este miércoles, aún no se le han realizado. Sobre el marido de la enferma, desde el centro se asegura que está "en observación" y que sigue sin tener síntomas de la enfermedad.

"Me tomaron nota, pero poco más"

La propia auxiliar enferma ha comentado minutos antes en una entrevista en directo en el programa Las Mañanas de Cuatro que fue "trasladada al hospital en una ambulancia normal. Los enfermeros iban vestidos sin traje especial" y que sospechó que tenía ébola porque lo escuchó "detrás de una puerta, no querían decírmelo, lo vi en El País". También ha dicho que cuando tuvo síntomas llamó "a preventiva, me tomaron nota pero poco más".

Yo pregunté al médico por mi resultado y no me lo quiso decir muy claroRomero ha señalado que "intuía algo" durante su estancia en el Hospital de Alcorcón, porque al principio los médicos y enfermeros "entraban cada hora y luego cada más tiempo" y la última vez llevaban "un buzo blanco". "Yo pregunté al médico por mi resultado y no me lo quiso decir muy claro; entonces cogí el móvil y vi", ha dicho.

Romero ha confirmado que, en su primera visita al médico de familia, le recomendó que tomara paracetamol, aunque ha reconocido que no le dijo que había tenido contacto con el virus. "No pensé que fuera ébola, no lo piensas hasta el final", ha señalado Teresa, quien ha asegurado que, aunque va "despacio", está mejor.

En cuanto a la denuncia realizada por los profesionales sobre la falta de formación para atender a ese tipo de pacientes, ha asegurado que el cursillo duró poco, aunque no ha querido precisar el tiempo. "A nosotros nos enseñaron a ponernos el traje y, sobre todo, y más importante, a quitárnoslo", ha señalado.

"Un poquito de mejoría"

En declaraciones a los medios en la Puerta del Sol, el presidente regional, Ignacio González, ha explicado que al parecer, Teresa Romero "ha experimentado un poquito de mejoría en la ultimas horas", y ha esperado que siga ese proceso de mejoría y se pueda recuperar cuando antes.

González se ha referido a las seis personas que están ingresadas y, tras destacar la mejoría de Teresa, ha afirmado que su marido "está en perfecto estado, asilado en una habitación y sin ningún síntoma".

Seguirán dando la información que se vaya produciendo "con toda claridad y transparencia" Las dos enfermeras que trabajaron en el Hospital La Paz-Carlos III en el cuidado de los dos misioneros repatriados, que fueron ingresadas "por precaución" por tener algunas décimas, están en observación por si fuera necesario hacer alguna prueba o analítica, ha señalado González, quien ha añadido que el ingeniero procedente de Nigeria que fue ingresado por fiebre está dando "negativo" en las pruebas que se le han realizado.

Por último, se ha referido a la otra enfermera que fue ingresada en su día y ha tildado de "magnífica noticia" que las pruebas hayan dado negativo.

Llamada a la calma

El presidente autonómico ha hecho una llamada a "la calma y la tranquilidad" por parte de los ciudadanos, porque tenemos "una extraordinaria sanidad y magníficos profesionales que saben lo que hay que hacer" y que están trabajando para que no se produzca ningún tipo de afección más a la población y para curar el caso de Teresa.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha señalado que están a disposición del Ministerio de Sanidad, que es "quien dirige todas las actuaciones" y los profesionales están "atendiendo a los criterios que marque el Ministerio".

A partir de ahí, ha afirmado que seguirán dando la información que se vaya produciendo "con toda claridad y transparencia" y apoyando a los profesionales, que hacen "una labor extraordinaria". Lo demás, ha apuntado, serán cuestiones que tendrán que ir clarificando los profesionales médicos y bajo las directrices que marque el Ministerio de Sanidad.

Encuesta

¿Debería dimitir Ana Mato por la crisis del ébola?

Sí, es la máxima responsable y es evidente que ha habido irregularidades.
90,97 % (27024 votos)
No, primero hay que saber qué ha ocurrido exactamente.
4,46 % (1325 votos)
Depende, solo si se demuestra que ha habido negligencia o fallos graves.
4,56 % (1356 votos)