Claves del primer caso de contagio de ébola ocurrido fuera de África: ¿cómo ha ocurrido?

Imagen de Teresa, la auxiliar de enfermería contagiada por ébola.
Imagen de Teresa, la auxiliar de enfermería contagiada por ébola.
FACEBOOK

La auxiliar de enfermería con ébola (Teresa Romero Ramos, natural de Becerreá), el primer contagio ocurrido en el mundo fuera del continente africano, evoluciona favorablemente, aunque su estado sigue siendo grave, según han afirmado fuentes del Ministerio de Sanidad y del Hospital Carlos III a 20minutos. La mujer, de 44 años, formó parte del equipo de 30 profesionales que atendieron en el Hospital Carlos III a Miguel Pajares y a Manuel García Viejo, los dos sacerdotes españoles contagiados por el virus en África. Ambos fallecieron en España tras ser repatriados.

Se supone que el contagio se produjo mientras trataba a García Viejo, pero todavía no se sabe qué falló. La paciente, que se presentó voluntaria para tratar al misionero, no ha querido que se informe sobre su estado de salud, aunque ella asegura que cumplió con el protocolo establecido. Se trata de una profesional con más de 14 años de experiencia, según los sindicatos, y que había recibido cursos formativos para tratar a enfermos de ébola, tal y como relataron este martes responsables del hospital Carlos III, el centro designado por la Comunidad de Madrid para tratar a este tipo de pacientes.

Aún así, las autoridades sanitarias, que permanecen atentas al brote, están repasando el protocolo para detectar posibles errores y ya han proporcionado algunos detalles sobre el tratamiento y el número de personas que están siendo vigiladas por riesgo de infeción (52).

¿Cómo se contagió?

Se cree que fue mientras trataba al enfermo de ébola Manuel García Viejo, el religioso que murió el pasado 25 de septiembre tras ser repatriado cinco días antes desde Sierra Leona. La paciente entró en dos ocasiones en la habitación del infectado: una para cambiarle de pañal y otra para recoger material, según aseguró este martes la directora general de Salud Pública, Mercedes Vinuesa.

En declaraciones a un periódico, Romero ha asegurado que siguió el protocolo y que no tiene "ni idea" de cómo pudo ocurrir el contagio. Sin datos definitivos sobre lo ocurrido durante la convalecencia de García Viejo, fuentes de la investigación creen que el fallo pudo ocurrir cuando la enfermera se quitó el tercero de los trajes superpuestos que llevaba como protección.

¿Se controló a la paciente mientras estaba en su casa?

La mujer cogió vacaciones inmediantamente después de tratar a García Viejo, pero no salió de Madrid. En ese tiempo se sometió al control que siguen los profesionales que han estado en contacto con enfermos: tomarse la temperatura tres veces al día. La mujer no empezó a encontrarse mal hasta varios días después, el 30 de septiembre, ya de madrugada. La enfermedad fue detectada mientras permanecía ingresada en el hospital de Alcorcón.

¿Por qué no se ingresó a la paciente desde el primer día?

Sus síntomas no coincidían con los del ébola. La paciente solo tenía fiebre baja (menos de 38,6 grados) y un poco de astenia, así que la dejaron volver a casa. Además, el virus no es contagioso hasta que el enfermo comienza con la sintomatología. Los médicos no se pusieron en alerta hasta el lunes por la mañana, cuando sus síntomas ya habían empeorado y su fiebre era elevada. El coordinador del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, ha admitido este martes que hubiese sido mejor ingresarla y aislarla desde el principio.

Por su parte, Rafael Pérez Santamaría, director del complejo hospitalario La Paz-Carlos III, ha aclarado que "el virus tiene un período silente", por lo que durante los primeros días la enfermedad no se puede detectar por medio de pruebas ya que no hay "suficiente virus en el cuerpo para que la determinación sea positiva".

¿Cómo está siendo tratada?

El tratamiento que se le está aplicando se basa en un suero con anticuerpos procedentes de una paciente que ya ha superado la enfermedad. Es un tratamiento recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque su eficacia no ha sido probada. El donante es anónimo, pero todo apunta que se trata la hermana Paciencia Melgar, que padeció la enfermedad en África y posteriormente fue trasladada a España junto al primer misionero repatriado, Miguel Pajares.

¿Existe otro tratamiento?

También hay un antiviral, el Favipiravir, que no ha sido probado en humanos, pero que ha demostrado su efectividad en animales pequeños (como ratones) infectados con ébola.

¿Hay otras personas en cuarentena, aparte de la enfermera?

Sí. Una de ellas es el marido de la enfermera, que permanece aislado y a la espera de que la analítica determine si tiene o no la misma enfermedad. El otro caso es un ingeniero español que venía de Nigeria con algo de fiebre, según ha informado el sindicato CSIF. El hombre no presenta síntomas y en la primera prueba también ha dado negativo. Permanece a la espera de que se le practique una segunda prueba que confirme que no padece la enfermedad.

También permanecía ingresada una enfermera que estuvo expuesta al virus mientras trataba a García Viejo, una auxiliar de enfermería que ingresó a última hora de este martes y una enfermera de La Paz, este miércoles.

Desde que comenzó el brote en África, España ha registrado más de 20 posibles casos de ébola en once comunidades autónomas, y en todos ellos los análisis han dado un resultado negativo.

¿A qué otras personas podría haber contagiado?

Las autoridades tienen localizadas a 22 personas que estuvieron en contacto con la paciente. Estas personas son, en su mayoría, personal sanitario y extrasanitario del Hospital de Alcorcón, donde se le detectó la enfermedad.

Aparte, hay otras 30 personas en observación. Se trata de los profesionales del Carlos III que tuvieron contacto directo con el misionero García Viejo. En total, Sanidad tiene a 52 personas bajo vigilancia epidemiológica.

Sindicatos del sector sanitario, han alertado, sin embargo, de que la mujer acudió a unas oposiciones convocadas por la Comunidad de Madrid. Aún así, estos portavoces han insistido en que, si en ese momento no tenía síntomas en teoría el virus no es contagioso. El Gobierno regional convocó oposiciones a auxiliar de enfermería el 27 de septiembre. La mujer empezó a mostrar sus primeros síntomas el 30.

Aunque se permanece en alerta, la directora general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Mercedes Vinuesa, aseguró la mañana de este martes que la lista de personas que contactaron con la enferma está "prácticamente cerrada".

¿Cómo se controla a estas personas sospechosas de contagio?

Se sigue un protocolo de medición de temperatura dos veces al día durante 21 jornadas (tiempo de incubación del virus del ébola, y que sirve de referencia para declarar el final de un brote en el caso de que no se detecten más contagios). Además, los enfermos disponen de un teléfono operativo las 24 horas del día para que informen de cualquier síntoma. El coordinador del centro de Alertas y Emergencias de Sanidad, Fernando Simón, aseguró este martes que iban a proponer el aislamiento a las personas "que hayan podido tener un contacto estrecho con la afectada" y que se les haría un seguimiento "estricto".

¿Qué hacen el Gobierno y la Comunidad para controlar el brote?

La ministra de Sanidad, Ana Mato, compareció este lunes en una rueda de prensa de urgencia y quiso transmitir "un mensaje de tranquilidad" a la ciudadanía. También aseguró que se van a poner "todos los medios" para investigar cómo se produjo en contagio: "Tengan la certeza de que tanto el ministerio como las autoridades de la Comunidad de Madrid trabajamos de manera coordinada para garantizar la atención a la paciente y la seguridad para el personal y toda la población".

Sin embargo, Mato también aseguró, al traer a España a los dos religiosos enfermos de ébola, que el Gobierno "descartaba" la posibilidad de un contagio  en España. El propio director del complejo hospitalario La Paz-Carlos III, Rafael Pérez Santamaría, reconocía que el contagio les había cogido "por sorpresa".

¿Ha habido otros países no africanos en los que se haya tratado a enfermos de ébola?

Sí. En EE UU se ha aislado a un enfermo de ébola. Se trataba de una viajero liberiano que iba en un avión y cuyo estado es grave. Permanece ingresado en Dallas (Texas). En total, hay 48 personas que pudieron tener contacto con el infectado (sobre todo pasajeros del avión), según el New York Times. Se les vigila diariamente tomándoles la temperatura. Ninguno muestra síntomas. Algunos medios americanos señalan también un posible fallo en el protocolo aplicado, ya que el paciente acudió al hospital cuando se sintió enfermo, y aunque dijo que había estado en Liberia recientemente, los médicos le enviaron a casa.

Además, al menos diez ciudadanos enfermos de ébola de cinco países distintos han sido repatriados desde África desde que comenzara el brote.

¿Cómo se contagia el ébola?

Solo es posible contagiarse a través del contacto directo con los fluidos corporales de un enfermo (sudor, vómitos, saliva, sangre, leche materna, orina...). Contacto directo significa que el fluido debe contactar con la boca, nariz, ojos o sangre de otra persona. También puede ocurrir que se toque un fluido con la mano y esta toque luego algún órgano, o que se tenga una herida en la piel. El ébola puede sobrevivir durante unas horas en superficies secas como manijas de puertas y encimeras y durante varios días en charcos u otras acumulaciones de líquido del cuerpo. No está claro cuánto tiempo puede sobrevivir en la ropa.

Al contrario de lo que pasa con la gripe o el sarampión, mientras el paciente esté asintomático (sin fiebre elevada) no resulta contagioso. Además, el virus no viaja por el aire. De hecho, el jefe de unidad de enfermedades infecciosas del hospital de La Paz, José Ramón Arribas, ha recordado de los 40 viajeros que compartieron avión con el enfermo liberiano que está siendo tratado en Dallas, ninguno parece haber desarrollado la enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas típicos del ébola?

Los primeros síntomas son fiebre alta, dolores y diarrea. En estados más graves se producen vómitos, erupciones cutáneas e intensas hemorragias internas y externas.

El ébola no causa problemas respiratorios, pero el estornudo de alguien enfermo puede infectar a otro paciente debido al moco y a la saliva.

¿Qué riesgo real hay de contagio?

El jefe de unidad de enfermedades infecciosas del hospital de La Paz, José Ramón Arribas, también ha asegurado que en África, en las peores condiciones posibles (hacinamientos, contacto directo con cadáveres, falta de control sanitario...), la tasa de contagio directo es del 16%. La tasa de mortalidad del virus, sin embargo, es bastante más elevada: el 46%, según el Ministerio de Sanidad. La OMS, por su parte, asegura, que la tasa de letalidad puede llegar al 90%.

¿Los animales son una vía de contagio?

El virus del ébola se introduce en la población humana por contacto estrecho con órganos, sangre, secreciones u otros líquidos corporales de animales infectados. En África se han documentado casos de infección asociados a la manipulación de chimpancés, gorilas, murciélagos frugívoros, monos, antílopes y puercoespines infectados que se habían encontrado muertos o enfermos en la selva.

A este respecto, el marido de la infectada ha denunciado este martes ante el diario El Mundo que la Comunidad de Madrid le ha pedido consentimiento para sacrificar a su perro, a lo cual se ha negado.  Su mensaje contra el sacrificio del animal también ha sido publicado en una página de Facebook. Según ha podido saber 20minutos, el marido  se ha puesto en contacto con el presidente de la ONG Mascoteros Solidarios, Carlos Rodríguez, para darle la custodia del perro Excalibur, sin embargo, la Comunidad ha ordenado su sacrificio al entender que "supone un posible riesgo de transmisión de la enfermedad al hombre", ya que "vivía en estrecho y permanente contacto" con la paciente.

Según la Consejería de Sanidad, "existen datos que confirman el hallazgo de perros con anticuerpos positivos del virus del ébola", por lo que estos animales "pueden sufrir un proceso de viremia aunque se muestren asintomáticos".

La resolución ha sido ratificada por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Madrid.  El perro, según ha precisado el Ejecutivo madrileño, será sacrificado "mediante las medidas adecuadas para evitar su sufrimiento, utilizando las medidas de bioseguridad y biocontención adecuadas a este riesgo".

¿Cuál es el protocolo a seguir?

Las autoridades sanitarias han explicado que los protocolos que se siguen se basan en las recomendaciones del Centro para Prevención y Control de Enfermedades (CDC, en sus siglas en inglés) de Estados Unidos, aunque en España se tomaron una serie de medidas extra, como habitaciones con presión negativa.

El Ministerio de Sanidad asegura que ya se han puesto en contacto con el CDC y la OMS para informar de la situación y revisar si los protocolos utilizados fueron los correctos. El protocolo establece que el paciente debe permanecer en aislamiento estricto.

También se específica el peligro de tener contacto con el cadáver del fallecido por ébola o de tener contacto con un animal infectado con la enfermedad. En un nivel más bajo, también se previene contra el contacto casual (o de bajo riesgo), que consiste en: coincidencia en un mismo espacio con un paciente sintomático, pero sin contacto físico directo con él ni con sus fluidos corporales.

Según el tipo de contacto que se tenga el manejo de la persona es distinto. Si se trata de un contacto de riesgo, se pone en marcha una vigilancia activa supervisada durante los 21 días posteriores a la última fecha de exposición posible a la infección. También se recomienda, en todos los casos, evitar relaciones sexuales durante las 7 semanas posteriores a su recuperación.

En el caso de sospecha de contagio con un fallecido, no se debe realizar la autopsia dada la elevada carga viral de los fluidos corporales. El contacto con los cadáveres de personas fallecidas por esta enfermedad debe limitarse a personal entrenado.

A la hora de limpiar y manipular la ropa, material o superficies contaminadas por el enfemo, se debe usar el EPI (Equipos de Protección Individual) adecuado. Las superficies, los objetos inanimados contaminados o equipos contaminados deben ser desinfectados con un desinfectante de uso hospitalario o con una dilución de 1:100 de hipoclorito sódico (lejía) de uso doméstico.

¿Se cumplió el protocolo en este caso?

La mujer infectada ha asegurado que ha cumplido todos los protocolos de seguridad establecidos. Se trata de una profesional con 14 años de experiencia y que se presentó voluntaria para tratar el religiso, según ha asegurado la Asociación de Médicos y Titulares Superiores (Amyts). Además, recibió la formación adecuada, según el director del Hospital Carlos III.

No obstante, desde el sindicato CSIF denuncian que los trabajadores recibieron formación sobre cómo quitarse y vestirse con los trajes específicos para evitar el contagio, pero "no se practicó en simulacros" y que la primera vez que lo pusieron en práctica fue con los casos reales de los dos misioneros.

¿Qué ocurrirá con la ropa y la casa de la infectada?

El protocolo del CDC también dictamina que la ropa contaminada debe ser incinerada y lavada urgentemente con agua caliente y lejía. Pero las autorides sanitarias españolas han reconocido que este martes, a las 18.30 horas, todavía no se ha sellado ni desinfectado la casa en Alcorcón donde vivía la paciente. Sin embargo, parece que en las próximas horas un equipo sanitario acudirá al lugar par encargarse de la desinfección.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento