De nada sirvió su fama. A Banksy, un grafitero muy reconocido en todo el mundo, le borraron su mural dedicado a la película de Quentin Tarantino 'Pulp Fiction', según informa el Daily Mail.

Los responsables fueron los empleados de transportes de Londres.

El artista es un artista famoso y tiene a Angelina Jolie o Jude Law como clientes

En el grafiti, Samuel L. Jackson y John Travolta aparecen agarrando plátanos en vez de pistolas. Llevaba cinco años allí y costaba 416.000 euros.

Desde su creación, se convirtió en uno de los murales más importantes del artista, que tiene como clientes a personalidades del arte y el cine como Angelina Jolie o Jude Law.

Los trabajadores que borraron el mural, cerca de la antigua estación de la capital británica, no tienen excusa.

Su política, afirman, es borrar todos los grafitis que inspiren "abandono y declive social".

Un responsable de la empresa de limpieza reconoció que "son muchos los que ven el mural de Banksy como arte, pero nuestros limpiadores no son críticos profesionales".