Si hoy fuera 1 de junio el Estado debería devolver el billete del tren a los centenares de viajeros de la línea de Cercanías del Maresme que se han visto afectados por una avería en el sistema de electrificación entre las estaciones de Sant Pol de Mar y Canet.

Desde las seis de la mañana hasta las 9.15 horas no ha circulado ningún tren entre las estaciones de Canet de Mar y Calella y los pasajeros han tenido que hacer este trayecto en los autobuses que la compañía ferroviaria ha puesto a su disposición.

Muchos trabajadores han vuelto a llegar tarde a sus puestos de trabajo, muchos de ellos iban a Barcelona, en un nuevo ejemplo del caos que vive el sistema de Cercanías de Renfe en Cataluña.

Según ha dicho Catalunya Ràdio, algunos pasajeros han estado hasta una hora esperando el tren en su estación habitual.

Al cabo de tres horas y cuatro la avería ha quedado solucionada y la normalidad ha vuelto a la línea que une Barcelona y Maçanet de la Selva.