Más de mil terrazas de bares ‘ocupan’ ya las calles
Un grupo de jóvenes disfrutaba ayer de una tarde de sol y altas temperaturas en un bar de Independencia. (F. S.)
El sol y las altas temperaturas comienzan a llenar ya las terrazas de los bares de Zaragoza. De aquí al 31 de octubre se colocarán en las calles y plazas de la capital aragonesa más de mil terrazas con una capacidad total superior a las 48.000 personas (a razón de doce veladores con cuatro sillas y una mesa por cada terraza), según los datos de la Asociación de Veladores de Zaragoza. El año pasado se concedieron algo más de 930 licencias.

El incremento en el número de terrazas se debe principalmente a la proliferación de bares y cafeterías en las nuevas urbanizaciones. Montecanal y Parque Goya, con amplias aceras y plazas grandes, son dos de las zonas más atractivas para estos negocios.

Con todo, aún son muchas las asociaciones de vecinos que se quejan de que las sillas y mesas en la calle entorpecen el paso de los peatones y generan ruido hasta altas horas de la noche. Actur y Delicias son los barrios que mayor número de terrazas acumulan y también donde más quejas vecinales se producen.

Las terrazas pueden abrir hasta la una de la madrugada de domingo a jueves. Viernes, sábados y festivos pueden prolongar el horario hasta las dos de la mañana. «Las horas de mayor afluencia comienzan a partir de las ocho de la tarde y en muchas zonas se llenan todas las mesas», explica Francisco Montaner, presidente de la Asociación de Veladores.

Uno de los principales atractivos de este verano es el hecho de que varios cientos de terrazas han remodelado sus veladores (con un mobiliario más cómodo y vistoso) y más del 50% han quitado la publicidad de sus sillas y mesas.

En la calle, hasta 0,50 € más caro

Las consumiciones que se toman en la terraza de un bar suelen conllevar un sobrecoste que oscila entre los 30 y los 50 céntimos con respecto al precio del interior. Los hosteleros tienen libertad para colocar estos recargos y en la mayoría de los casos depende de la competencia cercana. Cervezas, refrescos y bebidas típicas del verano (granizados y horchatas) son las consumiciones estrella de esta época del año. La ubicación de las terrazas se rige por una ordenanza municipal que estipula, entre otros apartados, normas para limitar los problemas al peatón. Sólo se pueden colocar veladores en aceras mayores a los 2,50 metros y deben dejar sitio para los viandantes. En las plazas, en ningún caso ocuparán más del 60% de la superficie total. Sillas y mesas deben recogerse en el interior del local cuando se eche el cierre.