El presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Bravo de Laguna, ha afirmado que no le gusta una construcción "tipo Benidorm" para el Hotel Oasis de la Cadena Riu como solución para el conflicto del Oasis de Maspalomas.

"La propuesta del Gobierno de Canarias no es nueva para nosotros. Nos plantearon una hipótesis que no nos han transmitido oficialmente, que era reordenar la zona, proteger el palmeral, hacer una especie de permuta con una parcela pública y permitir la construcción de un hotel de 12 plantas", dijo.

En declaraciones a los medios de comunicación, Bravo de Laguna agregó que el Cabildo tiene que estudiar esta iniciativa, aunque matizó que es una solución que en principio no le gusta. "Me parece que se va a permitir una construcción que va a competir quizás con el Faro en altura —afirmó—. No me gusta la construcción tipo Benidorm con grandes construcciones cerca de la playa con mucha altura".

Aquí, opinó que la solución que ofrecía la Corporación insular para la zona "era mucho mejor", puesto que compaginaba la protección histórica y paisajística con la posibilidad de hacer un hotel de baja altura y compensar con metros en zona comercial.

"Creo que esa solución es más compatible con la protección histórica y paisajística del entorno, incluso con los propios intereses de la propia Riu, salvo que ellos digan otra cosa, porque le permitiría tener un hotel en la actual ubicación pero de más baja altura y compatible con las palmeras", aseveró.

De esta manera, recordó que lo que el Gobierno de Canarias propone es que allí no se construya nada pero sí permitirle muy cerca una construcción de 12 o 13 plantas. "Me parece que eso va a ser peor solución", concluyó.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.