Empleada
Una empleada del hogar. GTRES

Cada vez más hombres se dedican a las labores del hogar y, por el contrario, lo hacen menos mujeres, especialmente desde el inicio de la crisis.

Así lo reflejan los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), según los cuales, en la Comunitat hay actualmente 52.400 varones inactivos que realizan tareas domésticas, lo que supone un incremento del 94% con respecto al año 2008 (el aumento nacional es del 51%).

En cambio, el número de amas de casa ha bajado en el mismo período un 21,9%, hasta quedar en 358.900, una cifra aún muy superior a la de los hombres. A nivel nacional, el descenso de amas casa ha sido  del 25,2%.

Al respecto, la secretaria de la Dona de Comisiones Obreras, Cándida Barroso, ha explicado que una de las consecuencias de la crisis es que las mujeres que anteriormente se declaraban inactivas han decidido incorporarse al mercado de trabajo o, al menos, a la búsqueda de empleo, debido a la merma o pérdida de ingresos familiares.

Esto ha supuesto un incremento de la tasa de actividad femenina durante los últimos años. Paralelamente, muchos hombres que se han quedado sin trabajo tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, ante las escasas expectativas laborales, sobre todo los mayores de 45 años, permanecen como población inactiva.

Aumento de las adicciones

Una de las consecuencias más graves, según Barroso, del aumento de hombres de mediana edad en paro y sin perspectivas laborales es un incremento de la demanda de servicios sociales municipales, a los que acuden con un sentimiento de «fracaso y deriva personal». En ellos detectan incluso un aumento de adicciones y una desubicación ante la situación.

Consulta aquí más noticias de Valencia.