El juez considera que la Generalitat provocó una situación de «manifiesta indefensión».