Pippi Långstrump
Imagen de la serie sueca sobre Pippi Långstrump, en España conocida como Pippi Calzaslargas. YOUTUBE

La cadena pública Televisión de Suecia (SVT) anunció este lunes que ha eliminado fragmentos de contenido "racista" de la clásica serie sobre Pippi Långstrump (Pippi Calzaslargas) para la nueva edición restaurada que emitirá en unos meses.

La decisión no ha sido bien recibida por los suecos: un 81% se opone a los cambios, según una encuesta Los cambios implican por ejemplo que Pippi ya no se referirá a su padre como "rey negro", sino que dirá simplemente "rey"; y que se elimine una escena en la que la joven jugaba a "hacer el chino" estirando la piel alrededor de sus ojos.

"Vemos que nuestro grupo objetivo es el público infantil y creemos que puede ser interpretado como hiriente o despreciativo para los niños que vean y escuchen esto", señaló en un comunicado la directora del departamento de venta de programas de SVT, Paulette Rosas Hott.

La televisión sueca cuenta con el consentimiento de Saltkråkan, la firma que gestiona los derechos de autor de la creadora de Pippi, la escritora sueca Astrid Lindgren (1907-2002).

"Queremos hacer todo lo que podamos para que la gente no se sienta ofendida. Por eso pensamos que SVT hace lo correcto. Astrid Lindgren defendía otros valores opuestos a ofender a las personas", señaló el director ejecutivo de Saltkråkan, Nils Nyman.

SVT pretende volver a emitir la popular serie, que fue un éxito en su momento en varios países europeos, en su nueva versión las próximas Navidades.

La decisión de SVT no ha sido aparentemente bien recibida por los suecos, ya que según un sondeo difundido por el diario Aftonbladet en su página web, el 81% se opone a los cambios.