Los payasos Iván Prado, Leo Bassi y Pepe Viyuela, la periodista Cristina Sánchez y los músicos Marwan y Mr. Kilombo forman parte del elenco que participará en la edición de este año del II Festiclown Palestina, programado del 1 al 9 de octubre en Cisjordania, según ha explicado la asociación Pallasos en Rebeldía.

El grupo, que ha participado en una presentación de esta convocatoria este lunes en Madrid, viajará a la zona para "llevar sonrisas" a la población civil de Cisjordania, sometida a bombardeos por parte del ejército israelí a raíz del inicio de la operación 'Borde Protector'.

De este modo, con el objetivo de denunciar la ocupación israelí y visibilizar la "durísima situación" de la población palestina, el Festiclown de este año pondrá el énfasis sobre los niños ingresados en hospitales de Cisjordania tras huir de la franja de Gaza durante los últimos meses.

Según los promotores, se optó por esta alternativa ante el recrudecimiento de la violencia en torno a los campamentos de refugiados en Líbano, que impidió la celebración del II Festiclown Palestina en enero y obligó a trasladarlo hasta el comienzo del otoño.

"cambiar las mentes de los israelíes"

"Hemos recibido llamadas de clowns palestinos que están desbordados por la situación en los hospitales tras el aumento de heridos de este verano, por eso hemos cambiado el lugar de celebración del festival y lo hemos organizado en pocos meses", ha explicado durante el acto en Madrid el payaso y director del certamen, Iván Prado.

A juicio del también humorista Leo Bassi, la celebración del II Festiclown Palestina podría contribuir a "cambiar las mentes" de los israelíes, que "entienden" el sentido del humor; una circunstancia que podría conducir al fin de la ocupación y acciones militares.

En términos similares se ha expresado la periodista Cristina Sánchez, que fue enviada a Gaza durante las operaciones militares de este verano. En este sentido, Sánchez ha subrayado hoy la "importancia" de que este festival, que podría llevar "algo de luz" a la población palestina, tenga lugar en Cisjordania, donde "fueron reprimidas" algunas de las manifestaciones convocadas a raíz de la ocupación.

"La familia que me acogió durante mi cobertura del ataque israelí de este verano me pidió cuando regresaba a España que me olvidara de todo, que no sufriera, pero es imposible. Había visto tanto sufrimiento como cuando cubrí el terremoto de Haití dos días después de la catástrofe", ha añadido la reportera.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.