El titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Palma, Antoni Garcías, ha inadmitido a trámite una querella interpuesta por un presunto delito de prevaricación contra el presidente del Govern, José Ramón Bauzá Díaz, y contra el conseller de Salud, Martí Sansaloni, y que sostenía que los denunciados no habían convocado concurso de méritos para la adjudicación de oficinas de farmacia por tener "intereses personales en el sector".

Mediante un auto dictado este lunes, el juez justifica la inadmisión en la falta de tipicidad de los hechos denunciados, y considera "desproporcionada" la vía penal al haber además un procedimiento contencioso-administrativo en curso sobre esta cuestión.

También figuraba como querellado el director general de Gestión Económica y Farmacia, Vicente Sánchez, mientras que la denuncia fue posteriormente ampliada contra la secretaria general de la Conselleria de Salud, Lucía Matías, por infidelidad en la custodia de documento y falsedad en documento público y prevaricación.