El teléfono de emergencias 112 ha recibido 1.139 llamadas por la intensa lluvia caída en las últimas horas en Cataluña, especialmente en el área metropolitana de Barcelona, según ha informado Protección Civil de la Generalitat, que mantiene la alerta del plan Inuncat por la posibilidad de nuevas tormentas en las próximas horas. Hay varias carreteras cortadas y el servicio de AVE entre la capital catalana y Figueres (Girona) está interrumpido a causa de las inundaciones.

El Inuncat, el plan por riesgo de inundaciones, sigue activadoLas mismas fuentes han señalado que el teléfono de emergencias 112 ha recibido entre mediodía del domingo y las 07.00 horas de este lunes 1.139 llamadas relacionadas con las lluvias, de las cuales 255 se han hecho desde el Barcelonés, 250 del Vallès Occidental, 136 desde el Baix Llobregat, 142 desde la Selva (Girona), 78 desde el Vallès Oriental (Barcelona), 76 desde el Maresme (Barcelona) y 58 desde la provincia de Girona.

Desde Protección Civil se ha destacado que Barcelona es la ciudad desde donde se han hecho más llamadas al teléfono de emergencias, con un total de 171. En total, desde las 15.00 horas del domingo, los Bomberos de la Generalitat han atendido 499 servicios, y por regiones, 235 se han producido en la zona la Metropolitana Norte, 119 en Girona, 117 en la Metropolitana Sur, 25 en la Centro y 3 en Tarragona.Las llamadas al 112 se han hecho principalmente por inundaciones de bajos y garajes, alcantarillas desbordadas, filtraciones e incidencias viarias debido a las fuertes lluvias.

Según informa el Servicio Meteorológico de Cataluña (SMC), se superó el umbral de acumulación de 100 litros de agua por metro cuadrado en 24 horas en Vallirana y Santa Coloma de Farners, con 108 y 130 respectivamente, en la provincia de Barcelona, en Girona con 123, y en Cabanes d'Empordà (Girona), con 105. Este lunes por la mañana puede llover en la mitad este y en el Pirineo, y las precipitaciones pueden ser de intensidad fuerte o muy fuerte.

Carreteras cortadas y sin AVE

Varias carreteras de la provincia de Girona permanecen cortadas a consecuencia de las fuertes lluvias. El Servei Català de Trànsit (SCT) ha señalado que están impracticables por inundaciones las carreteras C-25 a la altura de Vilobí d'Onyar; la C-252 en Far d'Empordà; la GI-555 en Massanes y la N-II en Sils. Todas estas carreteras han permanecido cortadas en ambos sentidos de la marcha durante varias horas. A media mañana, se han reabierto la C-25 y la N-II.

Bomberos y técnicos trabajan para retirar el agua de las vías en un túnel de GironaEn la provincia de Barcelona, las inundaciones también han inutilizado el carril izquierdo en sentido sur de la C-32 a la altura de Gavà. Asimismo, la autopista AP-7 ha activado esta madrugada su Plan de Autoprotección en la demarcación de Girona por diversas afectaciones en la vía. 

Las intensas lluvias también han afectado la larga distancia de AVE y la media distancia Avant, cuyo servicio entre Barcelona y Figueres se ha visto interrumpido. Desde Adif se han explicado que el paro se debe a que se han inundado las vías del túnel de Girona. Las mismas fuentes han indicado que los bomberos trabajan para retirar el agua de las vías y que los técnicos están revisando el tendido eléctrico y la catenaria.

Los viajeros deben desplazarse en trenes regionales de la línea R-11 o por carretera. También se ha habilitado un servicio alternativo de autobuses hasta Perpiñán (Francia), donde empieza y acaba el recorrido de los trenes internacionales que conectan con el país galo. Renfe, que ha avisado que los trenes que enlazan Barcelona con Madrid pueden sufrir algún retraso, ha indicado que la línea volverá a estar operativa a las 12.44 horas, ya que se tiene que dar salida a los trenes detenidos en Figueres que no han podido circular en toda la mañana.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.