El acusado de abusar sexualmente de una niña de nueve años a la que cuidaba su pareja que iba a ser juzgado este lunes en la Audiencia Provincial ha reconocido los hechos que se le imputan y será condenado a dos años de prisión y a una indemnización de 3.000 euros por daños morales a la menor.

El juicio en la Sección Primera de la Audiencia Provincial no ha llegado a celebrarse después de que todas las partes —acusación particular, Fiscalía y defensa— hayan llegado a un acuerdo sobre la condena y la calificación de los hechos, constitutivos de un delito de abuso sexual a una menor.

La pena de dos años de cárcel es inferior a la que solicitaban, antes del acuerdo, la Fiscalía y la acusación particular, que pedían que fuera de tres años. La defensa inicialmente había reclamado la absolución al considerar que no era ciertos los hechos que se le imputaban, ocurridos en abril de 2012.

Según ha reconocido el acusado, un día que recogió a la niña que cuidaba su pareja, la llevó a su domicilio para darle el desayuno antes de acompañarla al colegio, sustituyendo a su compañera, que se encargaba habitualmente de esta tarea.

Tras llegar al acuerdo, el acusado, con iniciales RA.M.G., ha ratificado ante la Sala su acuerdo con la pena y con los hechos que se le imputaban y el presidente de la Sección Primera de la Audiencia Provincial, José Luis López del Moral, ha confirmado que se dictaría sentencia en dichos términos.

El acusado en este juicio, que inicialmente estaba previsto para el pasado 30 de junio pero que fue aplazado porque la menor se encontraba fuera de España de vacaciones, no podrá acercarse a la menor a menos de 500 metros durante cuatro años.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.