Obama
El presidente estadounidense, Barack Obama, en una rueda de prensa. EFE

El presidente de EE UU, Barack Obama, ha reconocido que las agencias de inteligencia estadounidenses subestimaron la capacidad de Estado Islámico en Siria y ha advertido de que este país se ha convertido en la zona cero para los yihadistas de todo el mundo.

Por contra, Obama cree que los servicios secretos sobreestimaron la capacidad del Ejército iraquí para enfrentarse a esta insurgencia, según ha afirmado en una entrevista a la cadena CBS grabada el viernes y emitida este domingo.

"En los últimos años, en medio del caos de la guerra civil de Siria, que ha provocado que haya grandes extensiones de terreno sin gobierno, han sido capaces de reorganizarse y aprovecharse de ese caos", ha afirmado.

El pasado martes, 23 de septiembre, comenzaron los bombardeos de la coalición liderada por Estados Unidos sobre objetivos de Estado Islámico en Siria. Obama ha explicado el fin de estos ataques: "Queremos hacerles retroceder, reducir su espacio e ir a por sus comandantes. Queremos reducir su capacidad, sus armas y cortar su financiación y trabajar para eliminar el flujo de combatientes extranjeros".

En cualquier caso, ha defendido una solución política tanto en Irak como en Siria para conseguir una paz a largo pazo, según un extracto publicado por la CBS.