El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reunido este lunes al Consejo de Ministros para promover sendos recursos de inconstitucionalidad contra la ley de consultas catalana y contra el decreto de convocatoria del 9 de noviembre. Tras la reunión, sobre las 12.30 horas, Rajoy leyó una declaración institucional.

En ella aseguró que "el Gobierno ha formalizado ante el Tribunal Constitucional los recursos de inconstitucionalidad contra la ley de consultas catalana y el decreto de convocatoria de la consulta soberanista del 9 de noviembre "firmado por el presidente de la Generalitat", como ya se había adelantado y recordó que si se admiten a trámite ambos recursos "quedan suspendidos" hasta que se resuelvan.

La Generalitat lleva tiempo aplicando una política de hechos consumados Para Rajoy, el plan de Artur Más de convocar un referéndum independentista "ni por su objeto ni por el procedimiento es compatible con la Constitución". "Siempre dijimos que esa consulta no se iba a celebrar porque atenta contra la Constitución", recordaba el presidente del Gobierno.

"La consulta es abiertamente contraria a nuestra Constitución, que establece que la Soberanía nacional corresponde a todos y cada uno y una parte no puede decidir por todos", hacía ver Rajoy, que añadía que "el derecho de votar también es para el conjunto del Estado español".

"La Constitución es reformable, pero la consulta planteada no encaja en los procedimientos que la propia Constitución recoge" para ser reformada, aseguraba Rajoy, que acusaba a Artur Mas de usar "un recurso demagógico" al "apelar a algo que suena bien: el derecho a expresarse".

Además, el presidente del Gobierno insistía en que "la consulta es profundamente antidemocrática, porque el derecho que pretende dar a unos se lo está sustrayendo a todos los demás" y aseguraba con firmeza que "no hay nada ni nadie, ni poder, ni institución alguna, que pueda romper el principio de soberanía única e indivisible".

Rajoy denunció que la "Generalitat lleva tiempo aplicando una política de hechos consumados y espera que el Gobierno encuentre soluciones a posturas que no se pueden compartir". "Primero se han tomado decisiones y luego se ha pretendido que el Gobierno las aceptase y encontrara las vías políticas para realizarlas", ha hecho ver.

El jefe del Gobierno ha ofrecido "diálogo dentro de la ley" al presidente catalán, Artur Mas, al que ha recordado: "Aún estamos a tiempo de enderezar el rumbo".

Durante la breve ronda de preguntas posterior a la lectura de la declaración institucional Rajoy aseguró de forma tímida que la reforma de la Constitución podría ser posible, pero "con matices", e insistía en ofrecer un "diálogo fructífero" al presidente de la Generalitat,aunque siempre con "respeto a la legalidad".

Recursos al Constitucional

El Consejo de Estado aprobó el domingo por unanimidad el dictamen de los dos recursos que ha remitido al Gobierno. La intención del Ejecutivo es que los recursos se registren este mismo lunes. Puesto que esta semana no está previsto un pleno del Tribunal Constitucional, el presidente de la institución, Francisco Pérez de los Cobos, deberá convocarlo con carácter extraordinario para decidir la admisión a trámite de los recursos.

La vicepresidenta del Gobierno recordó este sábado que el Ejecutivo solicitará al alto tribunal que suspenda la aplicación tanto de la ley como del decreto y que esta será efectiva con la admisión a trámite de los recursos. La suspensión tendrá efectos desde la misma entrada en vigor de los dos actos recurridos "y una vez suspendidos, no puede llevarse a cabo ninguna actuación tendente a ejecutarlos", advirtió

Esa suspensión tiene una vigencia de cinco meses y transcurrido este tiempo, si el tribunal no ha dictado sentencia, debe decidir si prorroga esta medida cautelar o la levanta.

La vicepresidenta también advirtió contra la interpretación de Convergencia de que, puesto que la suspensión es cautelar, la Generalitat podría tomar medidas también cautelares para desarrollar el decreto de convocatoria. "La suspensión es automática y produce el efecto de que no puede producir ningún efecto, de ninguna naturaleza, ninguno, ni con carácter preventivo. Se suspende y deja de producir efectos, porque se suspenderán los dos elementos, la ley y el decreto", respondió.