El cardenal Gerhard L. Müller, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, ya está en la ciudad de Córdoba, donde va a participar este lunes en el curso de formación sobre San Juan de Ávila, que se impartirá hasta el martes en el Obispado de Córdoba.

Así, este domingo el cardenal ha presidio la misa en la Catedral de Córdoba, según ha informado el Obispado en una nota. Al comienzo de la eucaristía, el Obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, le ha dado la bienvenida y le ha presentado la historia del templo catedralicio, que este año conmemora su 775 aniversario.

Posteriormente, en la homilía, el cardenal Müller ha expuesto que "cada uno es responsable de sus propios actos" y ha hablado del don de la libertad para elegir nuestro modo de actuar, "incluso en aquellos acontecimientos sobrevenidos como una enfermedad o una desgracia personal nos dejan un margen decisivo de libertad, pues ante ellos, podemos reaccionar con coraje y con desesperación, podemos perder la fe en Jesucristo o purificarla".

A continuación, ha hablado de la mentalidad del hombre posmoderno y ha indicado que "muchas veces podemos pensar que no necesitamos de la misericordia de Dios, ni un cambio importante en nuestras pobres vidas, como aquel que cuando reza no pide la conversión sino la conservación de aquello que configura su vida y la hace fácil".

Finalmente ha invitado a no vivir un "cristianismo de rebajas y sin exigencias en la conversión", al mismo tiempo que ha afirmado que "sólo Cristo y su amor son los únicos que pueden hacer más llevadera la cruz de la enfermedad, de la pérdida del trabajo, de la soledad, de la viudedad, de la infidelidad o del fracaso matrimonial".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.