El juez envía a prisión al presunto líder de la célula yihadista detenido en Melilla

  • El juez Gómez Bermúdez ha declarado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza a Mohamed Said Mohamed.
  • El detenido, de nacionalidad española, ha negado los hechos y asegura que no tiene nada que ver con la célula desarticulada.
  • Según el Ministerio del Interior, el detenido se valía de la experiencia de su hermano para desarrollar las actividades terroristas.
Imagen tomada de televisión del furgón policial que traslada al presunto jefe de la célula yihadista vinculada al Estado Islámico.
Imagen tomada de televisión del furgón policial que traslada al presunto jefe de la célula yihadista vinculada al Estado Islámico.
EFE

El juez central de instrucción número tres de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez, ha decretado este domingo el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de Mohamed Said Mohamed, presunto terrorista islamista detenido en Melilla y líder de una célula yihadista que quería emigrar para unirse al Estado Islámico, (EI), según han informado fuentes jurídicas.

El detenido M.S.M de nacionalidad española y de origen marroquí, ha negado los hechos que se le imputan y ha asegurado que no tiene nada que ver con la célula desarticulada. El presunto islamista detenido en Melilla es un exmilitar español que habría servido en la Legión.

"Actividades de una milicia terrorista"

A raíz de la desarticulación de esta célula el Ministerio del Interior informó de que el detenido se valía de la experiencia de su hermano, un exmilitar experto en el manejo de armas y explosivos que podría estar combatiendo con el EI en Siria e Irak, para desarrollar las actividades terroristas coordinando la estructura ahora desmantelada.

Las investigaciones conjuntas de los servicios policiales de España y Marruecos concluyen, según Interior, que el grupo ahora desarticulado desarrollaba actividades propias de "una auténtica milicia terrorista", como entrenamientos físicos específicos y la adopción de férreas medidas de seguridad para eludir el control policial.

Los miembros de esta estructura también coordinaban sus actuaciones con grupos vinculados a Al-Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) establecidos en el norte de Mali.

Por las investigaciones realizadas, no se descarta que los yihadistas retornados, tras permanecer en zonas de conflicto como Siria e Irak, se encuadraran en células activas para la comisión de atentados tanto en Marruecos como en Europa siguiendo las instrucciones de las organizaciones terroristas matrices de referencia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento