La UE condena a España por verter aguas residuales en la costa valenciana


  • España no tomó las medidas necesarias para garantizar el uso correcto.
  • Sólo el 60% del agua e tratada correctamente antes de verterla.
  • Desde las playas del Perelló hacia Cullera las aguas no eran tratadas.

El Tribunal de Justicia de la UE, con sede en Luxemburgo, condenó hoy a España por incumplir la normativa europea sobre tratamiento de aguas residuales urbanas en Sueca y en varios municipios de la comarca de La Ribera, todos en la costa valenciana.

Desde 2001

El proceso ante el Tribunal se inició en 2005, después de que la Comisión Europea (CE) abriese en 2001 un procedimiento a raíz de una denuncia que alertaba sobre la contaminación de las aguas de baño de la playa de la Motilla, en el municipio de Sueca.

España no tomó medidas

En la sentencia hecha pública hoy, los jueces europeos dan la razón al Ejecutivo comunitario y consideran que España no tomó las medidas necesarias para garantizar que las aguas residuales de esta zona fueron sometidas a un tratamiento adecuado antes de ser vertidas en una zona declarada sensible, como es el frente litoral del parque natural de L'Albufera.

Varios municipios afectados

En su denuncia, la CE aseguró que las aguas del municipio de Sueca y de sus pedanías costeras (El Perelló, Les Palmeres, Mareny de Barraquetes, Playa del Rey y Boga de Mar), así como las de varios municipios de la comarca de La Ribera (Benifaió, Sollana, Almussafes y Alginet) eran vertidas al mar sin el tratamiento al que las poblaciones de este tamaño están obligadas por las normas europeas.

El Tribunal no dá marcha atrás

España solicitó al tribunal la desestimación del recurso, al considerar que había hecho todo lo posible para cumplir con la directiva comunitaria con la puesta en funcionamiento de varias estaciones depuradoras.

Sin embargo, el Tribunal considera que sólo parte de las aguas residuales reciben el tratamiento necesario en estas centrales, mientras que un importante porcentaje no pasa por esta depuración rigurosa que impone la UE desde 1998.

Solo el 60% es tratrada correctamente

Concretamente, la sentencia dice que sólo el 60% de las aguas residuales del municipio de Sueca son tratadas en la estación depuradora, mientras que el 40% restante se vierte sin el tratamiento necesario.

Además, señala que las plantas depuradoras de El Perelló y de Mareny de Barraquetes, donde se tratan las aguas de las pedanías costeras de Sueca, no tienen la capacidad de tratamiento que deberían.

Por último, considera que los municipios de Benifaió, Sollana y Almussafes no se conectaron a través de colectores a la depuradora de L'Albufera Sur hasta mayo y junio de 2005, por lo que lo hicieron después del plazo establecido por la CE.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento