Cho Seung-Hui arremetió contra la riqueza y la depravación, se describió como un defensor de los débiles y expresó su admiración por la masacre del Instituto Columbine de 1999 en mensajes llenos de furia mostrados el miércoles por NBC News.

'Me acorralasteis y sólo me dejasteis una opción', dijo Cho, que se suicidó tras el tiroteo perpetrado el lunes, en el vídeo que NBC recibió el miércoles y entregó al FBI.

'Gracias a vosotros muero como Jesucristo, para inspirar a generaciones de personas débiles e indefensas', afirmó Cho, añadiendo que, 'cuando llegó el momento, lo hice. Tenía que hacerlo'.

El vídeo muestra al estudiante de 23 años hablando frente varios fondos con una expresión amenazante en la cara, mientras que en las fotografías aparece esgrimiendo dos pistolas que aparentemente utilizó en el tiroteo, el más mortífero en la historia moderna de Estados Unidos.

Otras fotos le muestran con un chaleco negro en el que llevó la munición que usó para matar a sus víctimas, en poses amenazantes con un martillo y un cuchillo y con un arma apuntando a su propia cabeza.

'Ahora tenéis sangre en vuestras manos que nunca podréis lavar', dijo Cho sin dejar claro a quién iban dirigidas sus declaraciones.

El extraño nuevo giro de los acontecimientos se añadió a un ya escalofriante retrato de Cho realizado por compañeros y profesores, que le describieron como un atormentado solitario que estaba enfermo mental.

El envío se conoció después de que la policía de la universidad dijera que Cho había sido acusado de acosar a compañeras y fue llevado a un hospital psiquiátrico en 2005 por miedo a que se suicidara.

Una orden de un tribunal de Virginia emitida entonces le declaró 'mentalmente enfermo' y dijo que presentaba 'un peligro inminente contra sí mismo o contra otros', dijo ABC News.

FAMILIARES DE LAS VÍCTIMAS

Algunos miembros de las familias de las víctimas del tiroteo en la Universidad Tecnológica de Virginia cancelaron el jueves entrevistas con NBC porque la cadena de televisión emitió un video y fotografías del agresor que recibió por correo.

'Teníamos planeado conversar con algunos miembros de las familias de las víctimas esta mañana, pero ellos cancelaron sus apariciones porque estaban muy molestos con NBC debido a la transmisión de las imágenes', dijo la coanimadora del programa matutino de NBC 'Today' Meredith Vieira.

El presidente de NBC News, Steve Capus, defendió la postura de emitirlo, arguyendo que sólo mostraron una pequeña parte de lo que recibieron. 'Creo que esto es lo más cerca que hemos estado dentro de la mente de un asesino, y creí que era necesario que fuera difundido', dijo Capus en MSNBC.

/Por Andrea Hopkins y Patricia Zengerle/