Segunda ‘okupación’ este mes, ahora en el distrito de Arganzuela

Un joven, leyendo varios carteles en la calle (RUBÉN HERNÁNDEZ)
Un joven, leyendo varios carteles en la calle (RUBÉN HERNÁNDEZ)
RUBÉN HERNÁNDEZ

"Okupamos porque queremos atacar el pilar principal del sistema capitalista: la propiedad privada, que es la excusa para enriquecer más a quienes más tienen".

Okupamos porque queremos atacar el pilar principal del sistema capitalista: la propiedad privada
Así defiende el
Colectivo 8 de Marzo –en un comunicado en Internet– su okupación de una nave abandonada de Legazpi, que hoy tienen previsto abrir al público reconvertida en centro social, bautizado La Traba.

Con la nueva okupación de Arganzuela ya son dos los edificios tomados por colectivos anticapitalistas, pues hace una semana otro grupo okupó el ala oeste de la Facultad de Físicas de la Universidad Complutense (ver información adjunta).

Cinco centros en activo

El Colectivo 8 de Marzo, que adecenta ahora la nave de La Traba, ya intentó dar uso a un edificio vacío este año, cuando en marzo okupó el antiguo salón de bodas Milano (Ctra. de Extremadura 163. Latina). El local llevaba años abandonado, pero una semana después de que entraran, llegó el desalojo.

En la capital existen actualmente cinco centros sociales okupas en activo: El Kra, en Campamento; El Kbo, en Estrecho; La Alarma y La Traba, en Arganzuela, y la Facultad de Físicas de la Complutense, en Moncloa. Tres de ellos han sido okupados en el último año.

La Traba se estrena con una presentación al barrio y charlas sobre antifascismo, sindicalismo y ecología.

Siguen en la Complutense

Los okupas que se instalaron en la Facultad de Físicas de la Complutense cumplieron ayer una semana de encierro. Según fuentes del Rectorado, los jóvenes no tienen ninguna intención de deponer su actitud. La universidad pretende convencerlos de que ésa no es manera de hacer las cosas.

Por ahora, la institución no se plantea recurrir a las Fuerzas de Seguridad para resolver la situación, pero su paciencia empieza a agotarse. "Estamos esperando la licencia para las obras de rehabilitación de esa zona del edificio. Cuando llegue, las cosas se pondrán más serias", explicaron ayer fuentes del Rectorado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento