El alcalde de Salteras (Sevilla), Antonio Valverde Macías (PSOE), ha mostrado su "rotundo" rechazo y ha manifestado de forma "expresa e inequívoca" que no son ciertos los hechos por los que ha sido denunciado por la Fiscalía de Sevilla, en concreto, por un presunto delito de usurpación de funciones públicas tras permitir supuestamente que un empleado del Ayuntamiento con la categoría de vigilante municipal realizara funciones en calidad de agente de la autoridad como policía local.

En un escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, el fiscal Luis Martín Robredo informa de que, a instancias del sindicato CSIF, ha formulado denuncia ante el juzgado decano de Sevilla contra el alcalde de Salteras y también contra el empleado municipal que habría realizado funciones de policía como presuntos autores de un delito de usurpación de funciones públicas.

En un comunicado, Valverde manifiesta que, si bien ha sido citado a comparecencia en el Juzgado Mixto número 3 de Sanlúcar la Mayor, no se le ha notificado denuncia, relación de hechos o acusación concreta de ningún tipo. Además y sobre los presuntos hechos, manifiesta de "forma expresa e inequívoca" que no son ciertos los mismos.

En este sentido, ha añadido que si finalmente dichas acusaciones constituyen la base de una denuncia, será en sede judicial donde "aportará los documentos correspondientes, dará las explicaciones oportunas y contará la verdad de los hechos, en cuanto a su persona corresponde".

Por otra parte, ha afirmado que esta denuncia y acusaciones por parte del sindicato CSIF han de ponerse en relación con la reciente negociación del calendario laboral de la Policía Local de Salteras y la compensación de horas no cumplidas por este cuerpo en 2013, en la que no se alcanzó un acuerdo debido a las "irrazonables y desorbitadas" demandas del representante de éstos, policía local del municipio y miembro de CSIF.

"Una cuestión laboral que resulta completamente ajena a los términos de la denuncia realizada cuyos hechos, niego", ha insistido.

El sindicato CSIF elevó el pasado 28 de marzo un escrito a la Fiscalía en el que denunciaba que Antonio Valverde "ha permitido o consentido" que el empleado del Ayuntamiento referido, "con la categoría de vigilante municipal, realizara sin serlo funciones en calidad de agente de la autoridad como policía local de Salteras".

En su denuncia, consultada por Europa Press, el presidente de la Unión Provincial de CSIF, Rosendo Martínez Colorado, señalaba que "el comportamiento del alcalde denunciado se concreta en la atribución al referido empleado municipal de un número identificativo propio de la Policía, así como el uso del uniforme reglamentario".

De este modo, el empleado municipal habría "realizado durante años actos de servicio como intervención en detenciones, reparto de los servicios en el cuadrante como un policía local más de la plantilla, patrulla ciudadana, realización de atestados como secretario de los mismos y ratificaciones en presencia judicial, así como declaraciones en calidad de testigo en los procedimientos penales derivados de los atestados en los que ha intervenido realizando funciones de policía".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.